13 de abril de 2014

HISTORIAS DE LITERATOS


Lope de Vega leía en latín a los cinco años, cuando contaba con 10 años escribió su primera obra, en cuatro actos, se titulaba “El verdadero amante”.

Vicente Blasco Ibáñez, realizó en el año 1934 un viaje al extranjero, donde aprovecho para emprender una campaña contra el rey Alfonso XIII. Insultó al monarca en un folleto, y eso provocó un gran movimiento de protesta en toda España. Eso provocó que el Consistorio Valenciano quitara el nombre a una plaza que tenía dedicada. Los motivos de los insultos de Blasco Ibáñez fueron porque el novelista responsabilizaba a Alfonso XIII de la crisis de la política española, que estaba gobernada por el Gobierno de Primo de Rivera.

José Zorilla vendió los derechos de su obra “Don Juan Tenorio” por 500 pesetas. Vicente Blasco Ibáñez recibió, solamente de Estados Unidos, más de 100.000 dólares por los derechos de traducción de su novela “Los cuatro jinetes de la Apocalipsis”.

Emilia Pardo Bazán, leía y escribía perfectamente a los cuatro años. A los 8 años escribió sus primeros versos.A los 14 se sabía de memoria las grandes obras universales (la Biblia, la Divina Comedia, el Quijote, la Iliada). A los 17 se casó con Jose Quiroga.

Jacinto Benavente, llegó a fumar, diariamente, 15 puros y otros tantos cigarrillos. Cuando murió en 1954, había reducido el consumo diario a dos o tres habanos y seis a ocho cigarrillos de tabaco negro. No tomaba alcohol, pero después de las comidas mojaba un terrón de azúcar en coñac y lo saboreaba hasta que se deshacía en la boca.

Pio Baroja sufrió un accidente que le causó la muerte. Según su sobrino Pio Caro Baroja, su tío sufría muchas pesadillas y de noche se levantaba asustado porque volvía a la Facultad a examinarse. En uno de esos sueños se tropezó con un armario y, se le cayó encima fracturándole el fémur. Eso adelantó su muerte, tenía 84 años. Pio Baroja era médico en Cestona (Guipúzcoa), profesión que abandonó para irse a Madrid a dedicarse a la literatura. Murió soltero.

0 comentarios :