27 de septiembre de 2016

COSAS DE TIBURONES


Casi todas las especies de tiburón tienen una dieta muy específica, por ejemplo, el tiburón azul come sobre todo calamares, el gran tiburón blanco, el tiburón tigre y el marrajo comen atunes, focas, leones marinos, delfines e incluso especies pequeñas de tiburón. El tiburón martillo casi solo se alimenta de rayas.

Muchas especies de tiburón son muy sociables. El tiburón martillo puede vivir en bancos de hasta 100 ejemplares. Incluso las especies a las que les gusta vivir solas pueden unirse en lugares donde hay mucha comida para reproducirse.

Los tiburones no duermen. Algunas especies descansan en el fondo del mar, pero sus ojos siguen viendo lo que ocurre a su alrededor. Otros pueden hacer que descanse una mitad del cerebro y luego la otra, como los delfines. La mielga usa la columna vertebral para coordinar su natación mientras descansa el cerebro.

Dentro algunos tiburones tigre, que son los que comen de manera indiscriminada, se han encontrado cosas rarísimas: un pijama de mujer, un neumático, un rollo de malla de alambre, tela asfáltica, unas bolsa de patatas, zapatos, un perro, una lata de carne de cerdo, un costal de carbón, la cabeza y las patas frontales de un cocodrilo.

El megalodón es una especie extinta que vivió hace unos 28 millones de años. Solo se han encontrado fósiles de dientes y algunas vertebras. Parece que fue un tiburón emparentado con el gran tiburón blanco y el marrajo. Era mucho más grande, unas 3 veces más grande que el gran tiburón blanco.

Los tiburones no tienen vejiga natatoria como otros peces, flotan gracias a su hígado. La cantidad de aceite que contiene hace que el tiburón sea ligeramente más pesado que el agua. También flotan gracias a la elevación dinámica que proporcionan sus aletas.

Los tiburones no tienen huesos, pertenecen a un grupo de peces llamados elasmobranquios. Su esqueleto se compone de cartílagos flexibles y ligeros en lugar de huesos. Los músculos están unidos directamente a la gruesa piel del tiburón.

26 de septiembre de 2016

LOS AMORES DEL DIOS JÚPITER


Júpiter era el dios de los dioses, dios del cielo sereno y del rayo, dios de la luz, el dios que mantiene la justicia y el orden del mundo, hijo de Saturno y Ops. También fue un dios que tuvo una vida amorosa de lo más movidito. Tuvo relaciones sexuales con ocho diosas y quince mujeres humanas.

Para sus conquistas humanas, Júpiter utilizaba distintos disfraces, por ejemplo, el disfraz con el que conquistó a Europa era de toro, a Leda la conquistó disfrazado de cisne, a Danae un disfraz de lluvia de oro, etc.

Algunas de sus conquistas y los hijos que tuvo con ellas:

Amores con diosas

Temis-Horas, Moiras
Metis-Atenea
Eurinome-Cárites
Dione-Afrodita
Mnemósine-Musas
Leto-Apolo, Artemis
Hera-Ares, hebe, Ilitia
Deméter-Perséfone

Amores con humanas

Dánae-Perseo
Antíope-Anfión, Zeto
Alcmena-Heracles
Calisto-Arcade
Egina-Eaco
Europa-Minos, Sarpedón, Radamantis
Electra-Dárdano, Yasión, Harmonía
Ío-Épafo
Niobe-Argo, Pelasgo
Pluto-Tántalo
Sémele-Dionisio
Táigete-Lacedemón
Leda-Helena, Dióscuros
Laodamia-Sarpedón

25 de septiembre de 2016

GUYEZA (POSTRE TURCO)



Guyeza


Ingredientes

1 vaso de coco rallado
1 vaso de azúcar
2 claras de huevo
 1/2 cucharadita de vainilla en polvo

Elaboración

Batir las claras a punto de nieve. Mezclar el coco, el azúcar y la vainilla, añadir las claras, mezclar y reservar.

Untar un molde alargado con mantequilla, verter la mezcla anterior igualando la superficie, meter en el horno a temperatura media (150 grados), unos treinta minutos. Dejar enfriar y colocar en una bandeja alargada. 

24 de septiembre de 2016

EL CORAZÓN DE CHOPIN


Frédéric Chopin (1810-1849), murió el 17 de octubre, a los 39 años de edad. Su fallecimiento conmocionó París, la prensa dijo de él: “Fue miembro de la familia de Varsovia por nacionalidad, polaco por corazón y ciudadano del mundo por su talento, que hoy se ha ido de la tierra”.

No mentían, Chopin añoraba su país y seguro que hubiera sido su deseo que llevaran su cuerpo allí. Cuentan que antes de morir, pidió que le extrajeran el corazón y lo enviaran a Varsovia. Sufría tapefobia (terror a ser enterrado vivo), cosa muy común en aquella época, por esa razón cuentan que dijo: “Si esta tos acaba asfixiándome, os suplico que abráis mi cuerpo para no ser enterrado vivo”.

Así lo hicieron y se lo entregaron a su hermana Ludwika, que había viajado desde Polonia para acompañar a Chopin en su muerte. Cuando regresó a Varsovia, su hermana llevaba en su equipaje el corazón sumergido en coñac para que se conservara en buen estado.

La última noticia que se tiene del corazón fue en plena Segunda Guerra Mundial, que fue exhumado y escondido, hasta que en el año 1951, regresó a su columna en la iglesia de la Santa Cruz de Varsovia. Esa fue la última vez que se vio el tarro de cristal sellado en el que flotaba el corazón de Frédéric Chopin.

Otro de los deseos de Chopin, fue que su funeral se debía celebrar en la iglesia de la Madeleine y que se interpretara el Réquiem de Mozart, cantado por un coro. El problema fue que en esa iglesia no se permitía cantar, por esa razón se tardó en celebrar el funeral dos semanas, dos semanas de negociaciones. Al final la iglesia aceptó, pero con los coristas escondidos por una cortina de terciopelo negro. Menos mal que Chopin estaba embalsamado.

Cada año, en su aniversario de muerte, una concertista de piano japonesa que reside en París, le lleva un ramo de claveles rojos. El motivo por el que o hace es porque Chopin era un ídolo para su padre, y su padre había muerto de agotamiento, trabajando para que ella pudiera ser pianista.

23 de septiembre de 2016

VITTORIO DE SICA Y PÍO XII


El papa Pío XII (en ese momento monseñor, ya que fue investido papa en el año 1963) encargó, en 1943, al actor y director de cine Vittorio de Sica la realización de una película con la única participación económica del Vaticano. La película se tituló “La puerta del cielo”. Los actores fueron: Marina Berti, Elettra Druscovich, Massimo Girotti, Roldano Lupi, Carlo Ninchi, Elli Parvo, María Mercader, Cristiano Cristiani, Giovanni Grasso, Giuseppe Forcina, Enrico Ribulsi... Era una película extraña, en ella trabajaban muchísimos actores, técnicos y extras, la mayoría judíos italianos y perseguidos antifascistas, que gracias a la película fueron salvados de las garras de los nazis. La grabación debía prolongarse todo lo posible, hasta la llegada de los aliados que tenían que liberar Roma, eso sucedió el 5 de junio de 1944.

La película, que duraba una hora y media, contaba las aventuras de un grupo de personas que viajan en un tren buscando un milagro. Entre ellos, se encuentra un ama de llaves muy anciana, que viaja a Loreto para rogar que terminen las desgracias a los miembros de la familia para la que ha trabajado toda su vida. Otro de los personajes es un obrero ciego a causa de un accidente que provocó su compañero, que en el viaje a Loreto es su guía. El tercero es un pianista que tiene la mano paralizada y viaja a Loreto buscando un milagro para su mano. También viajan una pareja de huérfanos que entablan amistad en el viaje con un señor muy rico y paralitico, les coge cariño a los niños y los adopta.

Una vez terminada la película, Pío XII quiso paralizar su distribución, parece ser que al papa no le gustó que muchos de los personajes consiguieran el milagro antes de llegar a Loreto. La puerta del cielo fue la mejor película de Vittorio de Sica. La película costó unos cuarenta mil dólares. En la actualidad existen tres copias, dos se encuentran protegidas en los Archivos Secretos Vaticanos y la tercera de 16 mm., es propiedad de Christian de Sica, hijo de Vittorio.