24 de febrero de 2017

CÁTAROS


A los cátaros, que significa puro en griego, se les llamó así por su excelente comportamiento, sobre todo contrastando con las costumbres libertinas y depravadas de la mayoría del clero de la época. Los cátaros rechazaban el bautismo con agua bendita y lo substituían con el bautismo del Espíritu, el consolamentum.

El agua, según ellos, como no es más que materia, no podía ejercer una acción purificadora.Se negaban a creer que Dios se sirviera de una creación de su enemigo para, a través de su mediación, liberar a las almas de Satanás.

El consolamentum era la meta a la que aspiraban todos los fieles de la Iglesia. Él debía ofrecerles un final feliz y la salvación de sus almas. Si un creyente moría sin haberlo recibido, su alma emigraría a otro cuerpo, y si había cometido muchos pecados, puede que se transformase en un animal. Hasta que en una de esas vidas expiase sus pecados, no se acercaría al Trono de Dios.

Antes de la recibir el consolament, se debía comer durante cuarenta días únicamente pan y agua, a este ayuno se le llamaba Endura. Algunos cátaros durante estas dos etapas se suicidaban, ya que su religión lo permitía, eso sí, no se podía llevar a cabo por aburrimiento, miedo o sufrimiento, sino en un estado de perfecto abandono de la materia. En ocasiones los suicidios se efectuaban en parejas, eso era un gran prueba de amistad que se iba prolongaba más allá de la muerte. Incluso cuando ya habían recibido el consolament, ayunaban cuarenta días, tres veces al año, y tres veces por semana solo comían agua y pan.

Les estaba prohibido matar, incluso una mosca. Vestían túnicas largas negras en señal de luto por la pena de haber venido a este mundo. No comían carne, por ese motivo y por los ayunos, todos ellos lucían una palidez extrema, por ese motivo, algunas personas pálidas fueron confundidas con cátaros y perseguidas por herejes. Los cátaros se introdujeron en todos los ambientes, desde las clases bajas a la burguesía y nobleza, artistas, intelectuales, poetas etc.

23 de febrero de 2017

EL MITO DE LA CASTRACIÓN DE URANO


Cuenta Hesiodo en “La Teogonía”, el Mito de la castración de Urano.

Cuantos nacieron de Gea y Urano, los hijos más terribles, estaban irritados con su padre desde siempre. Cada vez que alguno de ellos estaba a punto de nacer, Urano los retenía a todos ocultos en el seno de Gea, sin dejarles salir a la luz y gozaba de su malvada acción.

La monstruosa Gea, a punto de reventar, se quejaba en su interior y urdió una cruel artimaña. Fabricando un acero brillante, forjó una enorme hoz y después explicó su plan a sus hijos. Armada de valor dijo afligida en su corazón:

“¡Hijos míos y de soberbio padre! Si queréis seguir mis instrucciones, podemos vengar el cruel ultraje de vuestro padre; pues fue el primero en maquinar odiosas acciones”.

Así habló y lógicamente un temor los dominó a todos y ninguno de ellos se atrevió a hablar. Más el poderoso Cronos, de mente retorcida, armado de valor, respondió: -Madre, yo podría, lo prometo, realizar dicha empresa, ya que no siento piedad por nuestro abominable padre, pues él fue el primero en maquinar odiosas acciones. Así hablo y la monstruosa Gea se alegró mucho en su corazón y le apostó secretamente en emboscada. Puso en sus manos una hoz de agudos dientes y disimuló perfectamente la trampa.

Vino el poderoso Urano conduciendo la noche, se echó sobre la Tierra ansioso de amor y se extendió por todas partes. El hijo, sabiendo de su escondite, logró alcanzarle con la mano izquierda, empuñó con la derecha la prodigiosa hoz, enorme y de afilados dientes y apresuradamente segó los genitales de su padre y luego los arrojó a la ventura por detrás.

22 de febrero de 2017

LOS SOLDADOS DE CROMWELL


En 1625, Carlos I se convirtió en rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda. El panorama que se encontró fue una lucha de poder en el Parlamento inglés, lo que llevó a la Guerra Civil inglesa. Las fuerzas realistas o Cavaliers apoyaron al monarca, mientras que los partidarios del Parlamento o Roundheads, que estaban dirigidos por Oliver Cromwell (1599-1658), parlamentario y el general durante la Revolución  Thomas Fairfax (1612-1671) lucharon contra él.

Los soldados de Cromwell comenzaban el día con la oración y la meditación. Recortaban su pelo para reflejar su sobrio y conservador estilo. Este corte de pelo fue el que provocó que todo el mundo les conociese, despectivamente, como los “cabezas redondas”. Los soldados Roundheads no era ricos y eso se notaba en sus desayunos. Tomaban únicamente: queso y pan o arenques. Bebían agua. Cuando se encontraban en campaña la cosa en ocasiones empeoraba, si querían comer debían cazar para alimentarse.

Durante el día se dedicaban a instruirse en el manejo del mosquete, en unos días de entrenamiento se convertían en verdaderos mosqueteros. Las formaciones, en cambio, no eran sencillas ni para los mosqueteros o piqueros, por esa razón era una parte importante de su rutina diaria. Los mosqueteros no llevaban armadura, pero los piqueros llevaban placa en el pecho y caso, lo que les proporcionan un gran peso y calor. Al final del día era un gran alivio quitárselos.

Los Roundheads eran grandes fumadores, durante las marchas, su único entretenimiento eran las pipas de fumar. Además de fumar, la religión era muy importante y durante el día se daban reuniones religiosas, sesiones de salmos y ensayo de cantos religiosos que se entonaban en las tabernas y posadas, donde se retiraban al finalizar la jornada.

Se conocían los rangos militares se conocían según se disponían para dormir. Los soldados rasos se organizaban para proteger el campamento en el campo, puntos de entrada, puentes, etc. Los oficiales de alto rango dormían en una tienda de campaña o en una posada cercana.

21 de febrero de 2017

LA DONACIÓN DE CONSTANTINO


La Donación de Constantino es un decreto imperial apócrifo que se atribuye al emperador romano Constantino I (272-337). Según este decreto, se reconocía al papa Silvestre I como soberano y se le donaba la ciudad de Roma, las provincias de Italia y todo el resto del Imperio romano de Occidente.

Durante la Edad Media, se puso en duda su autenticidad. El humanista Lorenzo Valla, en 1440, demostró que se trataba de un fraude de la curia romana. A través de un análisis lingüístico del texto, manifestó que no podía ser del año 300. El proceso de acercamiento entre el pontificado y el reino franco empezó durante el papado de Gregorio Magno (590-604) y alcanzó su punto culminante en la unión real por la cual, en el año 752, Esteban II instauró al mayordomo Pipino el Breve como rey de los francos y patricius romanorum, lo que dio por extinguida la dinastía merovingia.

De esa manera, el papa se acogía la capacidad de traspasar la dignidad real de una dinastía a otra, a la vez, el rey de los francos concedía la capacidad de traspasar la dignidad real de una dinastía a otra y concedía al rey de los francos la capacidad de intervenir en los asuntos italianos.

Pipino cruzó los Alpes en dos ocasiones para reconquistar regiones de la península italiana de manos de los longobardos. Más tarde los donó a san Pedro, el príncipe de los Apóstoles. De esa manera se constituyeron, en el siglo VIII los estados pontificios y el papa se convirtió en rey temporal.

Cuando se tuvo que justificar, recurrieron a un antiguo método medieval que consistía en inventar un documento antiguo que validase la situación. Así nació el documento que pasó a la historia como la “Donatio Constantini”.

20 de febrero de 2017

UN ROCE BREVE, FUGITIVO...



Un roce breve, fugitivo...

Un roce breve, fugitivo
como el ala de una mariposa
hizo arder el aire en un instante
entre tu cuerpo y el mío.

El universo se ocultó a mis ojos
y se encerró en un latido.
Tus miradas se volvieron mares
y sus olas mecieron mi destino.

Para siempre, un instante,
que ninguna muerte extinguirá,
mientras te ame.

Clara Díaz Pascual