21 de enero de 2014

LA GANADERÍA EN EL ANTIGUO EGIPTO


El papel de la ganadería en el sistema productivo egipcio fue muy importante, la actividad ganadera se centralizó en el delta del Nilo. Los principales propietarios de ganado eran los templos y el Estado, éste parece que adoptó la costumbre de distribuir sus rebaños entre los grandes agricultores o propietarios de tierras, quienes asumían la responsabilidad de su mantenimiento, debiendo pagar anualmente una cantidad al Estado por el cuidado de este ganado real.

Parece ser que el trabajo de pastor estaba ligado a una institución religiosa o real, ya que las cabezas de ganado de que podían disponer muchos campesinos se reducían a una pareja de bueyes o vacas para arar los campos. 

La actividad ganadera se dividía en dos grupos; el ganado destinado a una utilización religiosa. Este tipo de ganado recibía cuidados especiales, hasta el punto de alimentarlos con la mano, estaban bajo el cuidado de sacerdotes (algunos como la vaca, el buey, la vaca, eran sagrados). El otro tipo de ganado era el que estaba destinado para el consumo humano o para ayudar en las labores agrícolas. El personal del templo disfrutaba de un mayor rango social que el pastor-campesino. Nunca se practicó la trashumancia en busca de mejores pastos.

En el Imperio Nuevo, debido a las necesidades militares de Egipto, el cuidado de los caballos que se empleaban como animales de tiro de los carros de guerra fue muy importante. Egipto no tenía caballos (hasta la llegada de los Hicsos, que los introdujeron) y por ese motivo las personas encargadas de sus cuidados tenían una consideración especial dentro de la administración faraónica.

El impuesto sobre las actividades ganaderas fue uno de los más importantes, y anualmente se realizaba un censo de animales sobre el que se establecían los impuestos. No se sabe su cuantía. 

0 comentarios :