23 de mayo de 2018

ASPECTO DE UN GASTRÓNOMO SEGÚN BRILLAT-SAVARIN


Jean Anthelme Brillat-Savarin /1755-1826) autor del primer tratado sobre gastronomía, nos cuenta el aspecto exterior de los que piensan que comer es un verdadero placer, los verdaderos gastrónomos.

Los elegidos para gozar de los placeres del gusto y la gastronomía, normalmente, tienen estatura mediana, cara redonda o cuadrada, los ojos brillantes, la frente pequeña, nariz corta, labios carnudos y barba redonda. Las mujeres son regordetas, más bien bonitas que hermosas y con alguna predisposición a la obesidad.

Las que son golosas, tienen facciones más finas, aspecto delicado, son lindas y se distinguen sobre todo por sus chistes picantes.

Con esas señales se encontrarán personas muy amables entre los invitados, que aceptan todo lo que se les ofrece, que comen despacio y que saborean con reflexión. No se apresuran para retirarse del sitio donde han recibido hospitalidad; allí se quedan por la noche, porque conocen los juegos y pasatiempos frecuentes en una reunión gastronómica.

Los que carecen del gusto por los placeres gastronómicos, tienen cara, nariz y ojos largos, de estaturas diversas, siempre parecen prologados sus cuerpos. Tienen el pelo negro y aplastado, y siempre son flacos y enjutos. A ellos les debemos la invención de los pantalones. Las mujeres que por naturaleza están afligidas con igual desgracia, son angulosas, se fastidian en la mesa y solo viven del tresillo y de la calumnia.

0 comentarios :