28 de marzo de 2018

TERREMOTOS



El terremoto más intenso en la historia de los Estados Unidos ocurrió el 16 de septiembre de 1811, y dos sacudidas más, cinco y siete semanas despues. Se centró en Nueva Madrid, Missouri, a más o menos 80 kilómetros al sur de la confluencia de los ríos Misisipi y Ohio. Dos millones quinientos noventa mil kilómetros cuadrados fueron sacudidos.

Fueron derribadas chimeneas en Cincinnati, a seiscientos cuarenta y cinco kilómetros de distancia. Se sintieron sacudidas a ochocientos kilómetros, en Nueva Orleáns, y en Boston, a 1770 kilómetros de distancia. El naturalista James Audubon escribió desde Kentucky que “la tierra ondulaba como un maizal con la brisa”. El curso del Misisipi fue desviada, algunas islas desaparecieron y surgieron nuevos lagos y arroyos.

Otro de los terremotos más crueles en la historia de los Estados Unidos, que sucedió el 18 de abril de 1906, duró 47 segundos. El incendio posterior arrasó San Francisco. Murieron o desaparecieron más de 500 personas y el daño a propiedades fue de alrededor de 250 000 000 a 300 000 000 de dólares.

El terremoto que destruyó Tangshan, China, el 28 de julio de 1976, mató alrededor de un cuarto de millón de personas. Se originó bajo la ciudad, y el tueno de noche de 10 000 mineros del carbón estaban bajo tierra cuando atacó el terremoto, a las 3,43 horas. Algunos de los trabajadores no fueron rescatados hasta dos semanas después. Cuatrocientos veinte años antes, China había sufrido el peor terremoto registrado en la historia. En enero de 1556, alrededor de 830 000 personas murieron en las provincias de Shensi, Shansi y Honan.

0 comentarios :