24 de junio de 2017

LIBROS


Colón llevaba en su primer viaje al Nuevo Mundo una copia del libro de Marco Polo, en el que narraba su odisea de 22 años de viajes a China en el siglo XIII.

Un factor para conservar el persa como lenguaje del moderno, Irán, evitando su sustitución por el árabe, fue que el poeta del siglo XI, Firdausi, escribiera en persa “El Libro de los Reyes”, un poema de 60.000 versos, en el que se cuenta la historia de los reyes de Persia, desde sus principios legendarios hasta Khosru II en el siglo VII. Se ha conservado como el gran poema nacional y una obra de gran valor literario.

En el siglo XII, el trabajo científico más importante era traducir. Los libros de los eruditos árabes, quienes durante siglos habían conservado las obras de los filósofos griegos por medio de traducciones y comentarios, empezaron a ser escritos en latín.

Los libros de coplas, libros de historietas de su época, fueron llamados así por los coplistas y buhoneros que los vendían por las calles. Su precio era muy económico y estaban muy mal ilustrados. En 1862, uno de estos libros fue “El Cautiverio de Mary Rowlandson”, un relato acerca de una mujer capturada por los indios. Se vendieron 5 millones de ejemplares. Estos libros lograron su mayor prestigio a principios del siglo XIX, pero desaparecieron con el estallido de la Guerra Civil de los Estados Unidos.

El primer libro para niños publicado en Estados Unidos fue escrito por el predicador John Cotton, y fue editado en Cambridge, Massachusetts, en 1646. Su título era “Leche Espiritual para las criaturas bostonianas de ambas Inglaterras, sacada de los pechos de ambos testamentos para la nutrición de sus almas”.


En el siglo XV los copistas de manuscritos habían fundado talleres de producción masiva capaces de producir muchos libros. En un pedido hecho en el año 1437 se solicitaban 200 copias de los Salmos Penitenciales, 200 Dísticos (pareados) de Catón en flamenco y 400 de un pequeño libro de oraciones.

0 comentarios :