23 de diciembre de 2012

TRONCO DE NAVIDAD




Se tiene constancia que desde el siglo XII una de las tradiciones navideñas consistía en salir al bosque y encontrar el tronco más grande, para luego, adornarlo, para más tarde,  el más joven y el más anciano de la familia, echaban el tronco a la chimenea, bendecido con agua bendita o con aguardiente, al fuego. Mientras el tronco ardía, cantaban villancicos y contaban historias. El tronco era de una madera muy dura y grande, para que durase toda la noche.

Las cenizas, se guardaban hasta el año siguiente, ya que creían que tenían propiedades milagrosas que protegían de las catástrofes y de todos los males. Esta tradición se perdió a finales del siglo XIX, ya que en la mayoría de hogares se sustituyeron las chimeneas por estufas de carbón.

Existían diferentes versiones en diferentes países. En Italia se le llamaba “Ceppo”, y en Inglaterra “Yule Log”

A finales del siglo XIX, el pastelero francés Pierre de Lacam (Chef del príncipe Carlos de Mónaco), tuvo la idea de inventar el “Bûche de Noël”, o Tronco de Navidad, un postre a base de bizcocho y chocolate enrollados.

4 comentarios :

profedegriego DICE

Querida Ana, hoy por la mañana una buena amiga me acaba de regalaruno hecho por ella misma; ¡estoy deseando hincarle el diente!
Feliz Nochebuena y Feliz Navidad, cara.

Ana DICE

Profedegriego, pues yo este año he hecho dos, el de la foto y otro. Felices Fiestas, un beso.

Localiza Recursos Sociales en el Municipio de Oviedo DICE

Como se van perdiendo las tradiciones
Que buena pinta el tronco!!!

Ana DICE

Tienes razón se van perdiendo las tradiciones. Estaban muy ricos los dos troncos que hice. Un beso y Felices Fiestas.