11 de noviembre de 2009

JULIO CÉSAR Y LAS MUJERES

Según relata Suetonio en su obra “Los doce Césares”, Julio César fue muy promiscuo, y por ello era la comidilla de Roma, Suetonio nos cuenta:

“Tiénese por cierto que fue muy dado a la incontinencia y que no reparaba en gastos para conseguir tales placeres, habiendo corrompido considerable número de mujeres de familias distinguidas, entre las que se cita a Postunia, esposa de Servio Sulpicio; a Lollia, de Aulo Gabino; a Tertulia de M. Craso, como también a Mucia, De Cn. Pompeyo”…

Pero a ninguna amo tanto como a la madre de Bruto, Servilia, a la que le regalo durante su primer consulado una perla que le había costado seis millones de sestercios, y a la cual en la época de las guerras civiles, además de otras ricas donaciones, hizo adjudicar a bajo precio las propiedades más hermosas que se subastaron.

Ante la extrañeza que manifestaban muchos del bajo precio en que se habían pagado, Cicerón dijo: “Para que comprendáis bien la venta, se ha deducido la Tercia”, aludiendo a que se decía que Servilia favorecía los amores de su hija Tercia con Julio César.

No guardo más respeto en las provincias a su mando al lecho conyugal, a juzgar por los versos que cantaban a coro sus soldados el día de su triunfo sobre las Galias:

“Ciudadanos, esconded vuestras esposas, que traemos aquí al adúltero calvo, en la Galia se dedica a fornicar con el oro robado a los romanos”…

La interminable lista de de sus conquistas femeninas a lo largo de sus campañas incluye también a dos reinas; Eunoé, esposa de Bogud de Mauritania, y por supuesto a Cleopatra.

4 comentarios :

tenacioso DICE

Un gran post y un mejor blog.

Adoro la historia, gracias por dedicar horas a escribir para deleitar.

Ana DICE

Tenacioso, gracias a ti por tus palabras, tu visita y tu comentario.
Un beso,

Merce DICE

Leí que cuando Julio Cesar llegaba a alguna ciudad, se decía:

"Maridos guardad a vuestras mujeres, mujeres guardad a vuestros maridos"

Un beso, Ana.

Ana DICE

Merce, parece que era un buen elemento.
Un beso.