13 de noviembre de 2009

LOS AMORES DE FEDERICO II HOHENSTAUFEN


Federico II Hohenstaufen (1194-1250), fue Rey de Sicilia, Chipre y Jerusalén, y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Su vida amorosa estuvo llena de esposas y concubinas que le dieron hijos bastardos. Federico II sobrevivió a sus tres esposas legítimas y a la mayoría de sus amantes.

Su primera esposa Constanza, hija de Alfonso II de Aragón y viuda de Emerico de Hungría, fue su fiel consejera en los doce años de su matrimonio. Tuvieron a Enrique II de Suabia, rey de romanos. Su segunda esposa fue Isabel-Yolanda de Jerusalén, Reina de Jerusalén, está unión no fue muy afortunada, en la misma noche de bodas, él le fue infiel con una prima suya. Tuvieron a Conrado IV, rey de romanos. La tercera Isabela de Inglaterra, hija del Rey Juan de Inglaterra. Tuvieron a Margarita de Sicilia y varios hijos que murieron pronto.

Tuvo varios hijos bastardos, dos de ellos célebres:

Manfredo de Sicilia, cuya madre, Blanca Lanzia fue la amante predilecta de Federico.
Enzio de Cerdeña, hijo de una dama germana llamada Adelaida.
Ambos príncipes, tuvieron un terrible destino; el primero murió en combate, y el segundo murió tras pasar más de veinte años en prisión.

Blanca le dio también una hija Constanza Ana, la infeliz esposa de Juan III Ducas, soberano bizantino de Nicea.
Otros bastardos fueron; Margarita de Suabia hija de Richina de Wolfs’oden, y Federico de Antioquia, hijo de Matilde de Antioquía.

Además, sus enemigos le acusaron de mantener un harén de favoritas y efebos musulmanes, custodiados por eunucos.

2 comentarios :

enrique DICE

Qué tio!!
A mi me ha agotado sólo el leerlo...

Ana DICE

Enrique vaya jaleo de hombre.
Unbeso.