27 de noviembre de 2009

LA CREACIÓN DEL MUNDO PARA LOS YORUBA

El panteón mitológico africano presenta muchas similitudes con la santería cubana. Expertos en el tema creen que llegó a las costas caribeñas con los esclavos que fueron raptados y obligados a trabajar en aquellas regiones. Lejos de su patria y de su familia, se aferraron a sus dioses, que se fueron fusionando con los del nuevo país hasta dar lugar a la actual santería.

La religión africana recibe el nombre de yoruba y está creada por más de 400 dioses. Los yorubas estaban asentados en Nigeria y la Republica de Benin.

La creación del mundo, según ellos, fue encargada a Orishala, que tardó muchísimo, por lo que su hermano Oduluwa tuvo que encargarse de dar forma a la tierra, a la que llamó Ife. En el proceso intervinieron 16 deidades que aportaron diferentes contribuciones a la obra.

Entre ellos destacó Obatala, que fue el que diseñó el cuerpo humano. Más tarde su padre, Olorum, introdujó el alma en el ser que su hijo acababa de crear.

Obatala estaba tan feliz con su creación que no podía evitar explicarle al resto de dioses las maravillas que pasaban en la Tierra. En aquella época, el mundo era un Edén muy parecido al que se describe en la Biblia.

Algunos de los dioses seducidos por las palabras del creador de la humanidad, dejaron sus moradas en el Olimpo y descendieron a la Tierra para vivir entre los humanos.

Al oír esta historia, la diosa del mar, Olokum, se puso celosa. Ella era la responsable de la vida en el mar y tenía un ejército de soldados y sirenas. Su envidia la llevó a intentar destruir la Tierra con un tremendo diluvio que acabó con buena parte de la población.
Los pocos que sobrevivieron encontraron amparo en la diosa Orumila. A partir de ese momento, se tuvo que reconstruir el mundo de nuevo, y dejó de ser el lugar maravilloso que había sido en un principio.

El culto a Olokum se da sobre todo, en los pueblos costeros y su objetivo es impedir que la diosa vuelva a desatar su ira contra los humanos.

0 comentarios :