19 de enero de 2009

LEONOR DE AQUITANIA


Leonor llevó a la sobria corte francesa las costumbres del amor cortes de gran popularidad en Aquitania. Según las normas de Aquitania, los jóvenes caballeros buscaban la protección de una dama a la que amaban platónicamente sin que el matrimonio de ésta interfiriera en estos juegos cortesanos.

Era costumbre que las damas regalaran una enseña a sus caballeros, para manifestar por quién luchaban y para que les diera suerte. Siguiendo estas normas, uno de los más jóvenes y bellos caballeros de la corte francesa, llamado Saldebreuil, se puso bajo la protección de Leonor de Aquitania y le pidió una prenda. Ella le dio una camisa, pero le puso como condición que luchara desnudo, vestido únicamente con esa prenda. El aceptó, siempre que Leonor le curase si caía herido. Cuando esto sucedió, la reina le curó, y en la fiesta que se celebraba aquella noche, tras el torneo, apareció vestida con la camisa manchada de sangre, provocando los celos y la ira de su marido, el rey Luis VII.

Además del gusto por los torneos y los juegos de amor cortés, Leonor tuvo predilección por los trovadores y juglares, que amenizaban sus fiestas y ratos de ocio, una costumbre que la reina importó a la corte desde las tierras meridionales de la actual Francia. Leonor fue una mecenas incondicional de artistas a los que llegó a imitar, convirtiéndose en una de las primeras mujeres trovador de la historia.

8 comentarios :

Merce DICE

A mí lo de la camisa, sinceramente, y siendo práctica, me parece una guarrería... vamos que le podía demostrar lo que quisiera demostrar de muchas otras maneras, pero en fin...

enrique DICE

Magnífica la película sobre esta reina; El León en Invierno de 1968, con una magnífica Katharine Hepburn.

Mariana Alvez Guerra DICE

Wow no tenia ni idea, es increible todo lo que se aprende en este blog. Un abrazo grande.

Ana DICE

Merce pues menos mal que era una camisa, pensando en prendas de vestir se me ocurren algunas...
Un beso.

Ana DICE

Enrique muy buena película.
Un beso.

Ana DICE

Mariana es que hay cosas increibles y curiosas en la historia que desconocemos.
Un beso.

Anónimo DICE

pues a mi no me parece bien lo de la camisa
estoy contigo marina

Ana DICE

Anónimo muy bien no está, no. Un saludo.