15 de enero de 2009

EL BUCENTAURO

El bucentauro era el máximo símbolo de poder y riqueza de las autoridades de Venecia en la Edad Media (siglo XIV).

Era una galera que medía 34,8 metros de eslora y era movida por 168 remeros con 42 remos enormes.
Tenía dos pisos; en el piso de arriba se encontraba la cámara del dux o dogo (que era la máxima autoridad), forrada de terciopelo rojo y que disponía de 48 ventanas y 98 asientos.

La nave estaba hecha de maderas preciosas y revestida de tapices, oro y marfil. A bordo de la nave podían viajar 450 personas.
Tenía dos puentes y una estatua de la Justicia en la proa.

Una vez al año, el día de la Ascensión, las autoridades venecianas, se embarcaban en el Bucentauro para realizar la ceremonia de los esponsales del mar, en la que el dogo arrojaba un anillo consagrado al mar y declaraba la indisoluble unión de la ciudad de Venecia con el mar Adriático.

La ceremonia conmemoraba una expedición militar por la costa oriental del Adriático que realizó en el año 1000 el dogo Pietro Orseolo II, y que constituye el acta fundacional del imperio marítimo veneciano.

Cuando las tropas de Napoleón entraron en Venecia en 1797, no encontraron mejor forma de hacer patente su conquista que quemar el navío oficial de los dogos venecianos, pues este era el mayor símbolo de poder marítimo que había alcanzado Venecia a partir de la Edad Media.

6 comentarios :

Jelens DICE

¡¡Por los Clavos de Cristo!! ¡¡Las tropas de Napo lo quemaron!!
A mí me esta dando un chungo. Joer, no tenía ni idea de esta embarcación y justo cuando me estaba alegrando, me ha dado un pasmo.
Tenía que ser impresionante, que pasada...

Merce DICE

Pedazo yate...
Anda que ya le vale a los franceses...

Ana DICE

Jelens un poquito malo "el Napo".
Un beso.

Ana DICE

Merce una barquita sin importancia.
Un beso.

Liberto Brau DICE

Gracias por tus historias, Ana... Unas me traen hermosos recuerdos, como el Bucentauro y sus esponsales con el mar en Venezia que tantas veces festejé a orillas de La Laguna, otras alientan mi curiosidad... Hacía tiempo que no pasaba por tus costas, este finde que promete manso te disfrutaré... Un saludo púrpura...

Ana DICE

Liberto gracias a ti por leerme, tengo que pasarme por las tuyas y disfrutar un rato.
Un beso.