29 de mayo de 2013

EL MITO DE ATLAS Y HERACLES


Atlas era el líder de los Titanes, hijo de Japeto y de la ninfa Climene. Sus hermanos fueron hechos prisioneros (por la derrota en la guerra contra los olímpicos o Titanomaquia) en el mundo de los muertos por orden de Zeus, Atlas en vez de eso, fue castigado con cargar con la bóveda celeste sobre sus hombros.

El lugar donde cumplió con el castigo fue en el rincón más occidental que los griegos conocían, ese lugar era muy cerca del estrecho de Gibraltar.

Heracles, Hércules para los romanos, (ejemplo de la virilidad y líder del orden), visitó a Atlas en uno de sus Doce Trabajos para recoger las manzanas de oro de las Hespérides o Damas de la noche. Gaya, la diosa de la Tierra, le había dado las manzanas a Hera cuando se casó con Zeus, y ella se las entregó a las Hespérides, hijas de Atlas, para que las guardaran en el Jardín de las Hespérides, protegido por el dragón Ladón.

Para no luchar con el dragón, Zeus le puso una condición, Atlas iría hasta el jardín a coger las manzanas, mientras Heracles le sostenía la bóveda celeste.

Heracles aguantó y Atlas llegó al jardín. Cuando regresó con las manzanas, le propuso que él podría ir a entregárselas a Eurystheus (Euristeo), superior de Heracles, mientras Heracles seguía sosteniendo la bóveda celeste un tiempo más.

Heracles estar de acuerdo con la proposición, pero le pidió a Atlas que tomase la bóveda un momento para ponerse una almohada sobre sus hombros doloridos. Atlas consintió y de esta manera Heracles huyó con las manzanas de oro. Atlas se clamó su desdicha por la pesada carga que le esperaba eternamente.

Ovidio (poeta romano) describió como Perseo, hijo de Zeus, hermano de Heracles, visitó a Atlas. Perseo le pidió pasar la noche con él, Atlas se negó, recordando que una vez el oráculo le había dicho que un hijo de Zeus llegaría para robarle las manzanas del jardín de sus hijas. Atlas amenazó a Perseo y éste utilizó la cabeza de Medusa para convertirle en montaña de piedra (la cadena del Atlas en Marruecos). 

0 comentarios :