23 de febrero de 2009

LOS PRETENDIENTES DE ISABEL I DE INGLATERRA

Una reina soltera no era muy habitual y se consideraba casi una aberración, sobre todo por la incertidumbre de la sucesión futura.

Isabel I nunca atendió a los consejos de que debía casarse.
Circularon muchos rumores entre ellos su impedimento para tener hijos, pero quienes la conocían bien lo negaban.
La causa puede ser su carácter independiente y su orgullo personal, le impedían subordinarse a otra persona y perder su privilegio de reina única.

Pero no le faltaron pretendientes:

El primer príncipe en pedir la mano de Isabel I fue Felipe II de España, viudo de la hermana mayor de Isabel, la reina María.
En su propuesta Felipe se ofrecía para asumir las tareas de gobierno “que sólo son adecuadas para los hombres”, también pedía a la reina inglesa que adoptara la religión católica.
Isabel aceptó iniciar las negociaciones, pero poco después se anunció el compromiso de Felipe con Isabel de Valois.

Durante las negociaciones con Felipe II, Isabel tenía la mente puesta en otro candidato Robert Dudley, de una ilustre familia inglesa, apuesto, refinado y enérgico.
Pero Dudley ya casado, y la muerte repentina de su esposa en 1560 suscito demasiadas sospechas.
Isabel renunció al matrimonio con él, aunque lo conservó a su lado, y lo nombró conde de Leicester, otorgándole numerosos cargos.

El más asiduo acompañante de Isabel era Cristopher Hatton. Un joven hidalgo de muy buena presencia y muy ambicioso.
Desde 1564 su ascenso fue meteórico, hasta alcanzar el puesto de lord canciller, para el que no tenía preparación alguna.
En cartas a la reina se monstraba enamorado. Se decía que eran amantes, pero en realidad todo se limitaba a un cortejo caballeresco.

El último pretendiente formal era el francés, Duque de Alençon, hermano menor de Enrique III de Francia.
Las negociaciones empezaron en 1578, cuando Isabel tenía 45 años, más del doble del Duque.
En la visita de Alençon a Inglaterra en 1581, hubo intercambio de regalos y de galanterías que muchos creyeron un enamoramiento de la reina, pero el duque del que decían que era tullido y jorobado volvió a Francia.

6 comentarios :

Merce DICE

La reina virgen. Sobre eso he leído de todo, desde que es cierto, que no, que tenía una malformación genética que le impedía tener relaciones sexuales... Un misterio.

Ana DICE

Merce si que hay muchos misterios sobre ella.
Un beso.

Tino DICE

Tambien tuvo como amante al joven Conde Essex, al que mandó de capitar por traición.

Ana DICE

Tino, como decíamos todo un misterio en torno a ella. Gracias por tu visita y tu comentario. Un beso.

Nikolas DICE

muy buen aporte, aunque los estudios dicen que ella si mantenia una vida sexual muy activa, mas sin embargo el hecho de nunca casarse la convirtio en virgen pero igual esta toda la informacion que necesitaba.. gracias

Ana DICE

Nikolas, gracias a ti. Un saludo.