25 de febrero de 2009

CONVENT DE SANT BONAVENTURA


La primera solicitud para fundar un convento en Llucmajor (a unos 12 kilómetros de distancia de Palma), fue en el año 1576, con la iniciativa del convento de Jesús de Palma. Desde el convento de Palma llegaban hermanos y otros predicadores a pedir limosna a las fincas del pueblo.
Los carmelitas intentaron establecerse, pero el pueblo decidió que fueran los franciscanos los que lo hicieran. Los primeros franciscanos se instalaron en su primer monasterio y vivían de lo que le otorgaba el ayuntamiento. Los franciscanos se acercaron al pueblo, realizando su labor apostólica, asistir a los enfermos y a los pobres y ofreciendo centros de estudio donde se podía recibir y transmitir cultura. En 1608 se ubicaron donde todavía siguen, y la iglesia se construyó entre 1620 y 1656. El convento se edificó después del templo, en la segunda mitad del siglo XVII.

El templo es de estilo renacentista. El portal principal es barroco del siglo XVIII, con la Porta Coeli, muy corriente en los templos franciscanos. En las hornacinas de la fachada en los laterales, que hoy están vacías, había unas estatuas de San Francisco y de Ramón Llull. En la parte superior y en el centro una figura de la Inmaculada, y un escudo franciscano presidido por una cruz.

En el portal mayor hay un rosetón y a su derecha un reloj de sol. El portal lateral es también barroco y presidio por San Buenaventura. El campanario es de base cuadrada y en la parte superior está rodeado de una balaustrada. En su interior destaca la capilla de Belén. El retablo mayor es de estilo barroco de finales del XVII. El coro esta sostenido por arcos rebajados y el órgano fue construido a finales del siglo XVII.

Un franciscano ilustre y natural de Llucmajor fue el padre Boscana (1775-1831), quién participó en la Misión californiana de San Juan de Capistrano. Los franciscanos ocuparon el convento hasta el año 1836, a partir de ese momento fue empleado como juzgado de paz, matadero municipal y cuartel de la Guardia Civil.

Por culpa de estos usos estaba muy deteriorado y en 1999 se proyecta rehabilitarlo. En 2002 fue declarado Bien de Interés Cultural. Las obras se comenzaron en 2006, para reconvertirlo en un centro cívico, social y cultural.

0 comentarios :