19 de septiembre de 2008

TELARES MALLORQUINES

Una de las industrias más antiguas de Mallorca es la de los tejedores.
Los telares mallorquines datan del siglo XVI y dieron fama mundial a la isla. A finales del siglo XVIII había contando solamente los de Palma, más de quinientos telares.
En otras poblaciones de la isla, funcionaban muchos más.
En Santa María, se conserva una antigua industria con viejos telares a mano.

Pollença es una población que en el ramo textil tiene antiguo renombre, parece ser que se remonta a la época de los romanos.
En Pollentia, la ciudad romana desaparecida cerca de Alcudia, y no lejos de la actual Pollença, parece ser que se hacía un tejido muy apreciado por las nobles patricias romanas.

También en algún período, los magistrados de Roma vistieron tejidos de producción insular, como cosa de lujo.
La toga pretexta y la laticlavia se hicieron con tejidos mallorquines.

El viejo historiador Estrabón dijo, que Cayo Cesar adoptó y uso una toga ideada en Pollentia, con lo que los mallorquines vinieron a ser los árbitros de la elegancia del Imperio Romano, en aquellos siglos.

Una tela muy famosa de la artesanía mallorquina es la llamada “roba de llengos” (tela de lenguas).
Se cree que su origen es oriental, por la similitud que tiene con los ikats orientales, pero que de cualquier modo se han convertido en una referencia cultural propia y autóctona.
Su nombre viene del dibujo en forma de lenguas, o grandes listados irregulares.

0 comentarios :