24 de septiembre de 2008

LA BODA DE VIRIATO



Viriato fue el último gran caudillo de los lusitanos y representó como ninguno la resistencia de los pueblos ibéricos, ante la dominación de Roma. Sus campañas tuvieron como objetivo mantener la independencia de su pueblo y la consecución de nuevas tierras que lo sacaran de la penuria. El éxito inicial de Viriato vino acompañado de la boda con Taringa, hija de un rico lusitano llamado Astolpas, de elevado rango socio-político.

Astolpas, organizó un pomposo banquete nupcial. Era habitual que los miembros de élite dirigente aprovecharan festejos para hacer una exhibición desmedida de su fortuna y alto estatus, y aumentar así su autoridad y prestigio, para reafirmarse socialmente.

Sin embargo, el novio, lejos de quedar impresionado por las riquezas expuestas (bebidas y viandas, copas de oro, tejidos bordados…) se indignó ante tanto despilfarro y, apoyándose en su lanza, dirigió un duro y moralizante discurso a todos los comensales en el que vino a decir; que de poco valían todas esas riquezas mientras los romanos amenazaban la libertad de su pueblo.

Pronunciadas esas palabras, renunció a participar en el fastuoso banquete y, tras repartir entre sus hombres algo de la exquisita comida, reclamó a la novia, la subió a su brioso caballo, y partió sin despedirse hacia su campamento en las montañas.

Años más tarde, cuando Astolpas era rehén voluntario de los romanos, Viriato, aprovechando una de las treguas que acordaban romanos y lusitanos, sin demasiada convicción, lo reclamó y lo degolló, al considerarle culpable de haber decidido pactar con los romanos con el único fin de conservar y consolidar su privilegiado rango, olvidando el interés general de su pueblo.

6 comentarios :

KIKELIN DICE

Hola Ana, vi tu presentación en Uniblog, asi que BIENVENIDA! Si hay algo en lo que te pueda ayudar, no tienes más que decirlo.
Por cierto un blog muy interesante en cuanto a contenido, y con un buen diseño. Besos.

enrique DICE

Nos llevas por la historia en un viaje gozoso...
Viriato, un pastor lusitano; eso deían los antiguos libros de historia de las escuelas...

Ana DICE

Kikelin muchas gracias.
Un beso.

Ana DICE

Enrique, un pastor que llegó lejos según parece.
Un beso.

Daniel DICE

Viriato no era lusitano sino vacceo.

Ana DICE

Daniel toda la vida hemos estudiado que era lusitano, y así lo indican en todas sus biografías, pero vamos todo puede ser.

Gracias por tu visita y tu comentario.
Un beso.