15 de septiembre de 2008

MENSTRUACIÓN EN EL ANTIGUO EGIPTO

La menstruación se consideraba sucia e impura, no se entendía el fenómeno y se le tenía como escabroso y oscuro, por lo que la mujer era apartada por unos días empleándose los términos de “purificación y limpieza”.

La mujer se refugiaba en un sitio especial, una pequeña habitación retirada de la zona principal de la casa, en un patio, lugar que lo llamaban “tienda de purificación”.
Se consideraba indeseable al hombre cuya mujer estaba menstruando, llegando al extremo de permitirles dejar de acudir al trabajo en esos días.

Para esos días, usaban “tiras para el trasero”, que imagino que eran nuestras compresas de toda la vida.
Las egipcias ricas enviaban estas tiras a la lavandería, pues había personas que no les importaba tocar esas “cosas impuras”, para poder comer.
El lavado de estas tiras permitía aprovecharlas, pues estaban hechas de lino muy suave.

Las tiras iban marcadas con el signo de su propietaria, o dibujadas sobre la tela o con un membrete, muy similar a los que se ponían a las botellas y jarras de vino o cerveza.
Normalmente todas las mujeres tenían un dibujo especial que era su marca que también la usaban para las cosas que debían moverse como ropa, alimentos…

2 comentarios :

Merce DICE

Vaya cruz que tenemos las mujeres...y aquellas pobres más, encima sucias e impuras...

Un chiste muy muy machista:

-¿por qué las mujeres tienen la regla?
-Porque por algún lado tienen que reventar...

Me lo contó un amigo, reconozco que me reí...

Ana DICE

Además lo peor es que todavía piensan así, no se si todos, pero algunos quedan.
Muy bueno el chiste.
Un beso.