18 de junio de 2013

COSAS DEL CINE


La actriz Bette Davis rechazó el papel de Escarlata O’Hara en “Lo que el viento se llevó” porque creía que el papel masculino lo iba a protagonizar Errol Flyn, con quien nunca había querido trabajar.

El actor Robert Redford rechazó ser el protagonista de la película “El graduado” ya que consideraba que ese requería ser o por lo menos parecer ingenuo, cosa que, según él, no era su caso. Dustin Hoffman dijo que sí y eso lo lanzó a la fama.

La actriz Hedy Lamarr rechazó el papel de Ilse en “Casablanca”. Consideraba que no podía aceptar un papel cuando todavía no estaba terminado el guión. El “problema” era que el guión, durante todo el rodaje, se improvisaba la noche anterior.

La actriz Lana Turner fue descubierta para el cine cuando el director del Hollywood Reporter, Billy Wilkerson, la vio en una cafetería situada frente a la escuela secundaria a la que asistía.

Para fabricar el modelo a gran escala de King Kong, en la última versión de 1976, se emplearon más de 20.000 rabos de caballos argentinos.

John Wayne (nombre real: Marion Morrison) trabajaba de carpintero en los estudios de la Fox. Un día, en 1928, mientras cargaba muebles en un almacén del estudio, el director Raoul Walsh se fijó en él, le encantó la manera de moverse y su fotogenia.

Después de terminar el rodaje de “Con faldas y a lo loco”, Tony Curtis dijo: “Besar a Marilyn Monroe es peor que besar a Hitler”. Eso lo dijo después de tener que repetir el mismo beso 59 veces.

El actor Gary Cooper fue contratado como actor cuando el director Henry King lo vio durante el rodaje de “Flor del desierto”, Cooper trabajaba en esa película como especialista en acrobacia en los estudios de la Metro Goldwyn Mayer.

4 comentarios :

uniformes cali DICE

Que interesante esto!

Ana DICE

Uni..., interesante y curioso, un saludo.

LAMAGAHOY DICE

Muy interesante. ¡Te felicito Ana! sin olvidar la hermosa foto de Marylin, Inolvidable.

Ana DICE

Víctor, muchas gracias. La foto preciosa. Un beso.