22 de junio de 2013

BUFFALO BILL Y TORO SENTADO


Willian Frederick Cody (1845-1917), era el nombre real de Buffalo Bill. Perteneció al Séptimo de Caballería, luchó contra los indios, luego se hizo amigo de ellos.

Después de dejar el ejército montó un espectáculo,  "Buffalo Bill's Wild West", donde actuaba con indios verdaderos y búfalos reales, las pistolas Winchester disparaban de verdad, etc. El máximo atractivo de su espectáculo era que en el actuaba Tatanka Iyotake, que no era otro que Toro Sentado. Juntos recorrieron Estados Unidos.

Buffalo Bill había conocido a Toro Sentado en su reserva y le propuso incorporarse a su show a cambio de collares, mantas, whisky, etc. Toro Sentado rechazó la oferta. Le dijo a Buffalo que actuaría a cambio de 40 dólares semanales, todos los gastos pagados, alojamiento en los mejores hoteles y un seguro de accidente.

El 21 de diciembre de 1890, el espectáculo de Buffalo Bill llegó a Barcelona, Toro sentado no pudo acompañarlo porque había muerto ese mismo año.

La estancia en Barcelona del espectáculo de Buffalo Bill duró cinco semanas. No tuvieron mucho éxito. Dicen que una de las razones es que llovió casi a diario, otros dicen que el precio de las entradas, 1 peseta, era demasiado para la mayoría de personas.

Al finalizar su contrato no todos regresaron, parte del personal artístico y técnico enfermó de cólera o gripe. Nunca se supo que pasó en realidad, pero diez indios de Dakota murieron y fueron enterrados en Barcelona.


Buffalo Bill puso una denuncia a las autoridades de Barcelona porque, después de la desaparición de dos niñas en el barrio de Gracia, que era donde estaba instalado el espectáculo, los vecinos acusaron a los indios de habérselas comido. Eso era totalmente falso.

2 comentarios :

LAMAGAHOY DICE

Ana:
Tu historia de Buffalo Bill y Toro Sentado me lleva a mi niñez en que los niños jugábamos a los cowboys, leíamos historietas y veíamos las series del far west por la tele. Jugábamos a los indios y soldados, al duelo de pistoleros y otras similares.
Buffalo Bill, Will Bill Hickok, Billy The Kid, Jesse James, Doc Halliday y otros eran los personajes de las películas que veíamos en los repletos cines barriales y después en la televisión.
Ignorábamos en la década de 1950 que estos personajes además de aparecer en historietas, eran parte de la historia del Oeste norteamericano.
Para nosotros solo eran parte de nuestros juegos y comics.
Claro que como todos los niños no seguíamos guión alguno. Es claro que los Sheriff eran los buenos, los vaqueros trabajadores y todos se complicaba cuando aparecían los pistoleros, pero esto podía cambiarse.
Podrá decirse ahora que estábamos sometidos a la influencia cultural de EE.UU., pero como niños para nosotros había "buenos" y "malos" y eso lo decidíamos entre todos.

Es que me hiciste recordar mi niñez, también influida por juegos basados en la Segunda Guerra Mundial.

Pibes, chavales, pebetes, niños, la imaginación avivada y la capacidad de cosntruir mil historias de ficción, "de jugando".

Maravillosos Siempre.

Beso grande.

Ana DICE

Víctor que maravillosa la infancia donde todo era intentar vivir las historias de nuestros héroes. Besos.