16 de enero de 2008

LAS VILLAS EN EL ANTIGUO EGIPTO

Al abrigo de un alto muro, las villas de las clases más acomodadas estaban hechas de adobe y gozaban de numerosas habitaciones generosamente decoradas, así como de un jardín.
También disponían de numerosos sirvientes.

La sala de recepción era la habitación más grande de la mansión.
Su techo, sostenido por columnas, era más alto que el de las otras.
Las paredes estaban pintadas y decoradas con frisos de flores o frutos.
Disponía de un hogar de ladrillo para calentarse, y pequeños nichos en las paredes albergaban estatuas de los dioses.
Los muebles eran sillones decorados, sillas, taburetes y veladores.
De noche las habitaciones se alumbraban con lámparas de aceite.

En la planta baja o en el piso superior estaban los dormitorios.
Los nobles dormían en camas de madera con somieres de tiras de tela de lino entrelazadas.
Las camas disponían a menudo de un reposacabezas.

Algunas villas tenían un baño cuyo suelo estaba enlosado de piedras, no había bañera, los amos se enjabonaban y los sirvientes los enjuagaban.
El agua se evacuaba mediante una canalización que cruzaba el muro.

También había retretes, compuestos por un asiento de madera o de piedra sobre un cubo de ladrillo con arena dentro.

La cocina estaba en el exterior de la mansión o en una construcción aparte.
Tenía una cubierta de ramas secas que dejaba salir el humo del horno.
Los cántaros de vino y de cerveza, y las reservas de alimentos, se colocaban al fresco, en un sótano en el suelo.
Los sirvientes preparaban las comidas en una mesa o en el suelo, sobre esteras de papiro.
Asaban la carne al espetón, salaban pescados, hacían el pan diario y preparaban las verduras y las aves.

Situado a la salida de la recepción, el jardín estaba lleno de árboles; acacias, sauces, palmeras datileras, viñas y flores.
Había un estanque con nenúfares y lotos, patos y ocas.
La familia se rodeaba de gatos, perros, monos y mangostas, que ahuyentaban a las serpientes.

La propiedad albergaba en otras construcciones las estancias de los sirvientes, un depósito, un establo, una perrera, una cuadra...
Cada mansión también poseía un pozo y silos para grano.

4 comentarios :

enrique DICE

El año pasado puede evr una estupenda exposición sobre Egipto en la sala de exposiciones del Canal de Isabel II en Plaza Castilla. Tu entrada de hoy me hace recordar muchos de los utensilios y piezas expuestas...

Ana DICE

No se si debe ser la misma que vi yo en Madrid que se llamaba "Faraón", puede que sea la misma, por lo menos era en el mismo sitio. Un beso.

enrique DICE

La misma, querida Ana...

Ana DICE

Pues hemos estado en el mismo sitio, lo que no sabemos si el mismo día y a la misma hora. No creo nos habríamos reconocido seguro. Un beso.