9 de diciembre de 2008

LAS LEYES PALATINAS DE JAIME III

A través de un decreto, el soberano mallorquín Jaime III promovió la realización y posterior publicación de las llamadas Leges Palatinae o Leyes Palatinas que fueron hechas públicas en las islas Baleares en mayo de 1337.

Se trata de una obra redactada en latín, que establece el régimen y la organización de los servicios administrativos de la Casa del Rey, y que serviría para la posterior redacción de las Ordinacions de la Casa Reial d’Aragó de Pedro IV de Aragón.

Las leyes Palatinas constan de ocho capítulos en el que se recogen los cargos del oficio palacial, definiendo de forma minuciosa sus funciones, derechos y deberes y fijando una jerarquía administrativa.

Además, reglamentan otros aspectos, como la vestimenta y la alimentación de Jaime III, los tipos de estancias oficiales y privadas, e incluso las fiestas efectuadas en la Corte.

Jaime III quiso organizar la corte, distinguiendo los servicios de naturaleza doméstica y los administrativos.
A la cabeza de los primeros se encontraban dos cargos palaciales, el Mayordomo y el Camarlengo, cada uno de los cuales era ejercido por tres personas de confianza escogidos por el monarca. Cada cargo estaba presidido por un noble.

El Mayordomo se encargaba de la organización de las mesas y de la preparación de los alimentos. Tenía a su cargo a numerosas personas que trabajaban en la cocina y le rendían cuentas del gasto por la compra de alimentos cada semana.

El Camarlengo garantizaba la seguridad del monarca, probando los alimentos que le servían en la mesa e incluso dormía al pie de la cama real.

El Canciller y el Maestro Racional estaban al frente de los servicios administrativos centrales.
El primero presidía la Cancillería, el organismo encargado de la emisión de documentos dictados por el Rey.
El Maestro Racional dirigía la administración financiera que se encargaba de verificar la gestión de aquellos funcionarios que manejaban los fondos privados del monarca, como el tesorero y el escribano.

3 comentarios :

Jelens DICE

Que nos e diga que no estaba todo bien organizado :D

Jelens DICE
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ana DICE

Jelens organizadísimo, el rey tenía de todo.
Un beso.