2 de diciembre de 2008

AVES CON RECORD


El Megapodio Ocelado o ave de Mallee, de Australia, construye un montículo de tierra como nido. Éste mide unos 4,5 metros de alto y 10 metros de largo. Los ornitólogos han calculado que para hacer el montículo, el ave ha de mover 250 metros cúbicos de vegetación y 300 toneladas de tierra.

Otro aficionado a las construcciones es el Alca Unicornia, que vive en las Islas del Pacífico Norte. Tiene un tamaño de 35 centímetros y escava madrigueras de 2 a 8 metros de longitud.

La mayor altitud de vuelo de un ave la protagonizó un Buitre Griffon de Rupell, chocó en 1973 con un avión que volaba a 11.277 metros sobre Costa de Marfil.

Un ánsar calvo fue avistado en plena migración sobrevolando el Himalaya, en Nepal a más de 8.500 metros de altura.

El Pelicano Australiano tiene el pico más largo, pues mide entre 34 y 47 centímetros de longitud.
Aunque el record absoluto lo tiene el picaflor espada que vive en entre Venezuela y Bolivia. Su pico mide 10,2 centímetros, cuatro veces más que su cuerpo, sin contar la cola.

El Pingüino Emperador puede sumergirse a 483 metros de profundidad y permanecer 18 minutos sin respirar.

El Relégala Malea, un pavo australiano, es el ave que más tiempo tarda entre puesta y puesta de huevos, 1.012 días.

El ave que anida a mayor altura en los árboles es el Mérgulo Jaspeado. Esta ave marina construye su nido en la cima de los abetos de las costas del Pacífico, a más de 45 metros de altura.

4 comentarios :

Merce DICE

Tengo ornitofobia, me dan pánico los pajaros, incluso su canto me resulta terriblemente desagradable... es irracional, supongo... pero ni los canarios...

Besos

Ana DICE

Merce no te creas que a mí me gustan mucho, además de como ponen todo de porquería cuando los tienes en casa.
Un beso.

Jelens DICE

Siento ser el comentario discordante jajaja.

He tenido dos canarios en casa. Me gustaban porque los tenía "controlados" en la jaula y eran muy majetes.
Para que no me mancharan, le envolvía con el papel transparente la jaula hasta la altura de los comederos para que no me pusiera todo hecho unos zorros.
Y el canto, pues sí, es desagradable, ahí os doy la razón.

Vaya curiosidades que tienen los parajillos, que proezas. Interesante!

Ana DICE

Jelens si graciosos no te voy a decir que no lo son, pero un poco "guarretes", también, aunque con tu idea del papel transparente debe ser otra cosa.
El canto un ratito no está mal, mucho rato cansa.
Un beso.