13 de noviembre de 2008

UNA PESADILLA

Hoy por hacerle un favor a una amiga, he conocido a la persona más soberbia, altanera, petulante, arrogante…

Nada más conocerme y a la mínima ocasión que nos hemos quedado solos, resulta que era la mujer de su vida, justamente era su ideal de mujer, y lo más gracioso es que lo era por ser rubia y con los ojos azules.

A los diez minutos, buscaba a la madre de sus hijos, y precisamente era yo, y por lo mismo, es que un bebe rubio con ojos azules es lo que toda la vida ha querido tener, y además tenía que ser niña.

A los veinte minutos al ver que yo ni caso, habrá pensado que lo mío debía ser lo material, y es cuando ha empezado a contarme sus “tesoros”, tenía un ático en una buena zona, un Mercedes deportivo, me ha enseñado el reloj, y ganaba mucho dinero.

Debía estar tenso y más cuando le he dicho que a mí me encanta ir en autobús si lo tengo que hacer, y que me gustan las personas no sus propiedades.

Ha sido entonces cuando habrá pensado que a lo mejor si me gustaba viajar, me tendría en el bote si me decía que el por trabajo viaja mucho a México y que allí en los hoteles de su cadena lo tratan como a un rey, en una suite impresionante, con jacuzzi en la terraza incluido.


Llegados a este punto ya no sabía que decirme y de pronto me suelta que su coeficiente intelectual es muy alto, y todo porque había nacido de pie, y eso dice que hace que seas más inteligente, que pena, yo nací normal, o sea, que debo ser un poco tonta.

A todo esto, sentados en la terraza de un bar, casi encima de mí, invadiendo mi espacio.
Ha sido cuando no he podido más y le he dicho que me iba.

Al cabo de un rato me suena un mensaje al móvil, pidiéndome disculpas por si en algún momento no se ha comportado bien y por si había invadido mi espacio.

Pues si chico, así ha sido, pero no un momento, sino todo el tiempo que ha durado mi coca-cola, que es el tiempo que he aguantado.

Seguro que tendrá que probar con chicas impresionables, porque a mí a estas alturas esas cosas ya no me impresionan

10 comentarios :

Merce DICE

Qué pena que no se te haya caído la coca-cola encima de sus pantalones... :-)

Buen finde...

Ana DICE

Merce, ganas no me han faltado desde luego.
Un beso y buen finde.

enrique DICE

Además de un imbécil debe de ser un nazi; qué obsesión con el pelo rubio y los ojos azules!!

Ana DICE

Enrique, sí que era racista, he omitido eso, por no hacer daño a muchas personas.
Un impresentable eso es lo que es.
Un beso.

Anónimo DICE

Pobre hombre
Besos Pablo (no consigo salir del anonimato)

Ana DICE

Pablo, sí que es un pobre hombre, al menos hice mi buena acción del día aguantándole.
Un beso, y a ver si sales ya del anonimato.

Anónimo DICE

Pues no encuentro la manera de salir del anonimato. Me he suscrito y la única novedad es que recibo correos. Tal vez sea mi destino cibernético. Más besos

Ana DICE

Pablo al hacer el comentario no te sale "elegir indentidad"?
Si te sale arriba de anónimo está nombre/url, miralo a ver.
Un beso.

Pablo DICE

Creo que lo he conseguido. Veremos

Ana DICE

Pablo, me alegro mucho que hayas dejado el anonimato por fin.
Un beso.