12 de noviembre de 2008

CAVERNAS


La más grande de todas las cavernas es la del Mamut en Kentucky, Estados Unidos.
Fue descubierta en 1779, pero ya había sido habitada por pueblos prehistóricos que poblaron América del Norte, en el transcurso del cuarto período glaciar, se sabe por los restos hallados bajo una capa calcárea.

La forman, a diferentes niveles, más de 242 kilómetros de galerías subterráneas, algunas todavía no exploradas, con una temperatura constante de 12 grados centígrados.

La profundidad máxima alcanzada ha sido de 12 kilómetros. Contiene una red completa de ríos y lagos que se cruzan y superponen, así como inmensas salas y enormes columnas.

El laberinto subterráneo más grande del mundo son las cavernas de Carlsbad, en Nuevo México.

Hay tres niveles que están a 229, 274 y 402 metros bajo la superficie del suelo, con centenares de kilómetros de galerías que forman como una madeja enmarañada y donde es muy fácil y peligroso perderse, la mayor parte inexploradas y cerradas con verjas para impedir el extravío de los visitantes.

También posee grandes salones, como el llamado Big Hall, que ocupa casi todo el interior del Cerro Guadalupe.

La de Wyandotte, en el condado de Crawford, al sur de Indiana, tiene galerías en cinco pisos distintos y dentro de ella hay una montaña subterránea que mide 100 metros de altura.

En México se encuentra la gruta de Cacahuamilpa, caverna situada en la falda del Cerro de Corona, en el límite de los estados de Guerrero y Morelos.

Su interior está compuesto por más de 90 salones, algunos de los cuales alcanzan los cuarenta metros de altura.
Discurren dos ríos subterráneos el Chontalcoatlán de ocho kilómetros y el de San Jerónimo de 12 kilómetros

6 comentarios :

Merce DICE

Me encantaría dar un paseo turístico por el interior de muchas de ellas...

Besos

Ana DICE

Merce, pues me voy contigo.
Un beso.

enrique DICE

Este verano estuve en las cuevas del Drac, en Mallorca, que conocerás bien.
Impresionantes, aunque demasiada gente y el tema de las barquitas y la música no me gustó nada...

Liberto Brau DICE

Quiero agradecer tus visitas a “Amanece púrpura”, lectura del primer capítulo de esta novela “en proceso” y comentario… en suma, tus palabras. Vuestra respuesta ha sido realmente espectacular, desmedida, superando en mucho mis expectativas. En apenas nueve días “Amanece púrpura”, su primer capítulo, ha tenido 750 lecturas, 70 comentarios como el tuyo entre los que dejaron sus palabras en la página o en mi e-mail… Recientemente he editado la segunda entrega, que te invito a visitar y leer… Mantengo el acuerdo de “palabras” que planteaba: un nuevo capítulo cada 52 comentarios, por lo menos… Gracias Gracias Gracias… Y ahora me voy a leer tu último texto… El que escribe debe leer, y viceversa… Saludos cómplices… Liberto Brau

Ana DICE

Enrique, claro que las conozco, y menos mal que hay mucha gente que de eso vivimos del turismo, lo de la musica y las barquitas pues lo mismo, espectáculo.
Un beso.

Ana DICE

Liberto, ayer leí tu nuevo capitulo, aunque no comente, cosa que voy a hacer inmediatamente.
Gracias por leerme, a pesar de no tener comparación contigo.
Un beso.