13 de abril de 2008

TUTMOSIS III

Tutmosis III, era hijo de Tutmosis II y de una concubina real llamada Isis, no hubiera llegado a ser rey, pero la gran esposa real Hatsepsut no tuvo descendencia masculina y al morir su padre paso a ser rey.

Fue coronado, pero al ser demasiado joven asumió el poder Hatsepsut, llegando a autoproclamarse faraón y a su muerte por fin Tutmosis III fue rey único de Egipto.

Bajo su dominio, el imperio se extendió muy lejos hacia el sur y hacia el este. Fueron los momentos álgidos del poder de Egipto en el mundo.

Para mostrar la fuerza de Egipto a todos los reinos extranjeros, Tutmosis III llevó a cabo 17 campañas militares y empujó las fronteras del reino al sur y al este.

Cuenta la leyenda que durante una campaña cerca del río Éufrates, en Mesopotamia, fue sorprendido por un centenar de elefantes a la carga.
Se dice que el faraón afrontó la manada con coraje y salvó su vida gracias a uno de sus generales que le cortó la trompa a un elefante que amenazaba al rey.

En el curso de una campaña las tropas de Tutmosis III asediaron una ciudad retenida por los ejércitos del rey de Mitani, al norte de la actual Siria, y vuelve a contar la leyenda, que Tutmosis III mandó retroceder a sus tropas como si abandonaran el combate, pero dejó ante las fortificaciones 500 sacos que escondían a 500 soldados, los asediados, picados por la curiosidad, los metieron en la ciudad, de pronto, los soldados salieron de sus sacos y ganaron la batalla.

Los pueblos vencidos pagaban tributo al faraón; hombres y mujeres que pasaban a ser esclavos, oro, maderas, piedras preciosas, ganado, caballos...
Tutmosis III dedicó parte de su tesoro a ampliar y embellecer el templo de Amón, en Tebas.

Le sucedió su hijo Amenhotep II.

3 comentarios :

enrique DICE

Gran faraón, según las crónicas...

enrique DICE

Tienes que venir a madrid a ver la exposción de los tesoros egipcios rescatados del mar.
Hasta el 28 de septiembre.

Ana DICE

Sí era un gran faraón, como el viernes me voy a Toledo, yo creo que algún rato tendré para la exposición, me encantaría ir desde luego. Un beso.