25 de abril de 2008

MESTRES D'AIXA

Los Mestres d'aixa a lo largo de siglos han construido las embarcaciones y han estado ligados a la cultura marinera de Mallorca.
Su nombre proviene de l'aixa (azuela), instrumento que se emplea para modelar la madera.

La forma en que se fabricaban los barcos eran y son validas para cualquier tipo de embarcación y varían poco de un lugar a otro.

En primer lugar, se seleccionaba la madera. Los árboles que en el caso de las Baleares eran el pino, aunque también se utilizaba roble, haya, teca y encina, se talaban en la luna llena de enero y agosto.

La madera se trasladaba al taller del carpintero de ribera y se lanzaba al agua, para que ganase flexibilidad y se quitase la savia. Luego los troncos se cortaban, teniendo en cuanta las disposiciones de los anillos para que una vez utilizada no se partiese.

Una vez la madera estaba lista, se diseñaba el barco.
Antes de empezar el dibujo, el maestro anotaba las medidas de largo, ancho y alto que quería construir y de estas medidas sacaba el esquema para hacer las plantillas.Se realizaba una maqueta a escala de la embarcación y sobre esta maqueta se realizaban las plantillas para hacer los cortes de madera.

La construcción empezaba por la quilla (columna vertebral de la embarcación).
Luego se hacía el codastre (prolongación de la quilla hacia arriba por la popa y que sujeta el timón).
Después se construía la roda (pieza que da forma al casco por la proa y por la popa).
Luego el pie de roda y la peça (refuerzo que va por encima de la carena, tiene unos agujeros por donde se encajan los palos).
Después la contraroda (pieza adherida a la roda de proa y popa).

Una vez construidas la roda, codastre y peça, se levantaban las cuadernas (costillas) del buque, y seguidamente se ponía el forro de la embarcación.

El oficio tradicional, acabó durante la posguerra, cuando se empezaron a fabricar buques de casco de acero.

En la actualidad no son muchos los que se dedican a este oficio, pero todavía quedan algunos que se dedican a enseñar este arte, para que no quede en el olvido.

2 comentarios :

enrique DICE

Siempre me apasionan tus entradas sobre tu tierra...

Ana DICE

Muchas gracias, un beso.