8 de abril de 2013

MATA-HARI


Mata-Hari significa en malayo “Ojo del Amanecer”, nombre con la que se conocía a Margaretha Geertruida Zelle, la bailarina exótica, como agente secreto se la conocía como H-21. Influida por sus delirios de grandeza, y sus ganas de destacar, famosa por sus correrías con multitud de amantes y una arriesgada espía. En realidad se demostró que era una impostora, una bailarina pésima y una espía de medio pelo que se vendía al mejor postor.

Nació en Leeuwarden, Holanda, el 7 de agosto de 1876. La fama de seductora comenzó a los 15 años, en la Escuela Normal de Lyden, donde fue enviada con sus hermanos. Esos años los pasó huyendo del acoso y los castigos del director.

En 1895, se casó con el oficial Rudolf John Mcleod, al que conoció a través de un anuncio que publicó él buscando esposa. Cuando se casaron ella tenía 19 años y él 39. Tuvieron una hija y se fueron a vivir a las Indias Orientales. La relación con su marido no iba bien después de perder a su segundo hijo, así que, volvieron a Ámsterdam, poco tiempo después abandonó al marido y a su hija y se marcho a París.

De Margaretha no se volvió a saber nada. Fracaso como modelo de un artista. Conoció al Barón de Marguerie, que la introdujo en la sociedad como una bailarina oriental. Ella cambió su acento y adornada como las bailarinas javanesas, el cuerpo desnudo, sólo adornado con unas copas de bronce que apenas le cubrían el pecho, nació Mata-Hari.

Durante los primeros años del siglo, bailó en los refugios de soldados y políticos de todo el mundo, ella avivaba su leyenda, añadiendo a su biografía lo que se le iba ocurriendo para hacerla más excitante. Estaba actuando en Berlín cuando estalló la guerra del 14, en esa fecha era la amante del jefe de policía de la ciudad, y del cónsul alemán y jefe del espionaje francés en Ámsterdam, Kraemer. Él le pidió que sacase información a los militares franceses, a cambio de dinero. Ella acepta y se convierte en la agente H-21. Ambiciosa como era, decidió jugar a dos barajas y se convirtió en agente doble. Los agentes secretos franceses e ingleses sospechaban que trabajaba para los alemanes.

Después de una serie de aventura y sospechas de los enemigos, es detenida cuando regresa a París, después de una misión, era el 13 de febrero de 1917. Al principio, lo niega todo, después lo reconoce. El consejo de guerra la encuentra culpable y es condenada a muerte. Aunque parece que no fue para tanto lo que hizo y con una condena menor hubiera bastado, pero Francia necesitaba un chivo expiatorio y pensaron en ella.

De los doce disparos del pelotón de fusilamiento, sólo impactaron en su cuerpo cuatro, (cuentan que los encargados de disparar lo hicieron con los ojos vendados para evitar sucumbir a sus encantos) uno de esos disparos le atravesó el corazón y eso convirtió a Mata-Hari, que tenía en ese momento 41 años, en un mito.

2 comentarios :

LAMAGAHOY DICE

Según la foto era bella Mata Hari.

Sabes Ana que en ciertos temas confío mucho en tí
y hace ya un tiempo que deseaba leer algo de Mata Hari.

En mi lista de curiosidad hay otras mujeres famosas como
Camille Claudel, Dalila, Juana de Arco, las llamadas
"Brujas" de la Edad Media, Bonny y otras.

Te felicito una vez más.

Ana DICE

Víctor me alegro de haber dado en el clavo con lo que te apetecía leer. Tomo nota de tu lista y procuraré "cumplir tus deseos". Un beso fuerte.