18 de octubre de 2010

LA EDUCACIÓN EN LA ANTIGUA ROMA


La cultura romana se transmitía en el interior de un mundo reducido. Las escuelas elementales existían pero sin subvenciones públicas o privadas, por eso al ser tan escasas, muy pocos se benefician de ellas, Hasta el siglo II de nuestra era el número de personas alfabetizadas no superaba el 5%.

Al ser tan limitada la enseñanza pública, todo
se dejaba a la iniciativa de los padres de familia. Los maestros de escuela reunían bajo un pórtico o en una trastienda a los hijos de las familias acomodadas, siempre que no tuvieran un preceptor, a algunos esclavos que los propietarios destinaban a las labores administrativas y a veces, aunque de forma excepcional, a un hijo de artesano o a alguna muchacha.

La cultura en general (gramática, retórica, lengua y letras griegas) se enseñan de una manera más meticulosa, pero a una élite todavía más limitada, en el Foro de Trajano en Roma, o en las palestras de los países griegos. La filosofía o el derecho se enseñaban sólo en ciertas ciudades. El saber práctico se adquiría escuchando a un experto (magistrados, juristas, sacerdotes)

A partir de la mayoría de edad de los jóvenes de buena familia adquirían esa enseñanza práctica de la gestión pública, del debate jurídico y del mando de tropas en el entorno de algún amigo de su padre.

A partir del siglo IV, la doctrina cristiana se va añadiendo al contenido de la alta cultura.

2 comentarios :

enrique DICE

Tan sólo un 5 % de alfabetizados; como ahora en todas las televisiones...

Ana DICE

Enrique en las televisiones y en muchisimos sitios más, que pena. Un beso.