13 de septiembre de 2009

EL GIBÓN

El gibón pertenece a la familia de los hilobátidos (primates hominoideos, simios menores), es el antropomorfo más pequeño. Abunda en Asia, principalmente en Sumatra y Borneo.

Tiene el cuerpo delgado y se caracteriza por la estructura de sus brazos, por las conchas auditivas y la forma de sus uñas y su hocico. Carece de cola y su pelaje es espeso.

Sus brazos son tan largos que cuando camina o está de pie, toca el suelo con la punta de los dedos. Si está en un árbol, como es habitual en él, se desliza velozmente de rama en rama. Utiliza las manos para desplazarse, si tiene que trasportar algún objeto se agarra con los pies.

Se alimenta de frutos, también suele comer insectos y algún pájaro.

Los gibones constituyen familias formadas por macho, hembra y la prole, formada por crías de diversas edades, a las que los progenitores cuidan y adiestran.
La hembra es unípara, y cuando salta entre los árboles lleva a la cría abrazada a la cintura.
Las familias se agrupan en grandes manadas, guiadas por un jefe.

Los gibones son animales alborotadores, el “huloc”, es el más ruidoso de todos, tiene una voz muy fuerte. De las demás especies, los que más abundan son el gibón de manos blancas, el de patillas blancas, el de dedos de la mano unidos por una membrana, y emite un ladrido sordo gracias a un voluminoso caco laríngeo que actúa como caja de resonancia.

4 comentarios :

Jose Jaime DICE

Hola Ana

yo me llevaría una a mi casa, que mono, o que monería
otra cosa es que pienso es que este tipo de animales mejor en su habitat natural
la entrada muy completa

gran abrazo y gran semana para ti

P.D.
Respecto a la pregunta de antes, tuya, sí, pero un tiempo tan corto que no se puede llamar que estuve, algo acabo con mis propósitos de ser monje, me quedan solo 3 años, hasta los 40

Ana DICE

José Jaime, cuando era pequeña tenía la "obsesión" de tener un monito, como es normal nunca lo tuve.

Me parece muy interesante tú experiencia en los Cartujos, toda una vivencia personal.
Un beso y que tu semana sea buena también.

Georgells DICE

Yo siempre quise tener un mono también!!! Tenía un libro de cuentos sobre un "mono verde" y sus aventuras en una familia de clase media...

Años después, siempre pasaba caminando junto a un taller mecánico en el que el dueño mantenía a un mono araña, negro y despeinado, pero simpático. Al mono le gustaba robarle comida a los transeúntes.

Me encanta la diversidad de temas que abordas.

Abrazo!

G.

Ana DICE

G. Es que son muy graciosos y tan inteligentes que sorprenden.
La diversidad de temas tiene una explicación muy sencilla, me gustan tantas cosas...
Un beso.