27 de mayo de 2008

FAUNA EN EL ANTIGUO EGIPTO

Los antiguos egipcios compartían sus vidas con muchas fieras.
En los desiertos del valle del Nilo había feroces leones, toros salvajes, antílopes y gacelas.
Unos perseguían a sus presas y otros pastaban tranquilamente en los márgenes de la vega que se inundaba.

Por la noche el silencio podía romperse por los aullidos de las hienas carroñeras y los chacales que se disputaban unos despojos.
En los macizos de papiro había nidos de aves como patos, cormoranes, pelicanos y abubillas.
En la ribera del Nilo acechaban cocodrilos y dentro del agua podían verse hipopótamos rodeados de barbos y percas.

Los egipcios consideraban que formaban parte del sistema del mundo, y que eran versiones en la tierra de muchos dioses.
El peligro de ser atrapado por un cocodrilo, los llevo a querer ganarse a estos animales y por eso, el cocodrilo pasó a ser el símbolo del dios Sobek, y los sacerdotes adornaban a estos cocodrilos sagrados con joyas y a su muerte los momificaban.

El hipopótamo macho era de mal agüero, porque lo asociaban con el dios Set, enemigo de Osiris y Horus, aunque la realidad, era el peligro que tenían por poder volcar un barco de papiro fácilmente, y por eso los cazaban.

El león representaba el poder y la fuerza y pasó a ser el emblema del rey-sol.
Es muy raro ver en pinturas o relieves a un león cazado por alguna persona que no fuera el faraón.

A la diosa Hathor se la representaba como una vaca entre papiros.
Los gatos consagrados de la diosa Bastet se momificaban, se les envolvía con tiras de tela y se les pintaba la cara para que parecieran aturdidos o tontos.

0 comentarios :