9 de octubre de 2011

LEYENDA DEL JUEGO DE LA PELOTA


En la segunda parte del “Popol Vuh”, el libro sagrado de los mayas quiché, se narra la creación de los hombres a partir del juego de la pelota.

Hun Hunahpu y Vucub Hunahpu, dos hermanos gemelos, jugaban constantemente a la pelota, provocando un gran estruendo que molestaba a los señores de Xibalbá (inframundo). Estos decidieron invitarlos al juego y enviaron a sus mensajeros, los búhos, que les guiaron hacia el Xibalbá.

Allí tras una serie de engaños, los gemelos fueron derrotados, sacrificados y enterrados en la cancha, menos la cabeza de Hun Hunahpu, que fue colgada de un árbol.

Xquic, una diosa del Xibalbá, sintió curiosidad y se acercó al árbol florido, donde fue fecundada milagrosamente por un esputo que le lanzó la cabeza y que cayó en su mano.

La diosa ascendió a la superficie de la tierra y se refugió en la casa de la madre de Hun Hunahpu y Vucub Hunahpu, donde dio a luz a los héroes gemelos Hunahpu y Xbalanque.

Igual que su padre, fueron invitados al Xibalbá para jugar a la pelota, pero superaron a los señores del inframundo y, al salir de allí, se convirtieron en el Sol y la Luna.

2 comentarios :

Unknown DICE

Hace tiempo que leí el Popol Vuh, pero ha sido un placer recordarlo de tu mano. El juego de pelota en las culturas mesoamericanas prehispánicas es un apasionante tema. Enhorabuena por el post. Me ha extrañado que no te hayas unido a unos cuantos amigos 2.0 para hablar sobre la Fe. Me gustaría saber tu punto de vista o qué habrías escrito al respecto. Un saludo y un abrazo!!

Ana DICE

Chema, he estado un mes fuera y no he tenido mucho tiempo por lo que no me había enterado de tu interesante propuesta, prometo escribir algo sobre la Fe. Un beso.