17 de mayo de 2011

NEUQUÉN, LIMAY, RAIHUÉ (LEYENDA DE LA PATAGONIA)


Neuquén y Limay era grandes amigo, ambos eran hijos de caciques de la Patagonia. Los jóvenes salían siempre juntos de cacería. Un día mientras iban detrás de un pájaro, escucharon un vocecilla que provenía de un lago cercano. Era una muchacha muy bella, tanto que los dos se enamoraron de ella.

Limay le pregunto como se llamaba y ella contesto que era Raihué (capullo en flor). La joven fue la causa de que los amigos se distanciaran, los padres se dieron cuenta e intentaron buscar una solución, para ello fueron a visitar a una hechicera que les aconsejó que pusieran a prueba a los muchachos.

Así lo hicieron, le preguntaron a Raihué que es lo que más le gustaría tener. Ella dijo que deseaba una caracola para escuchar el rumor de mar. Los padres decidieron que el primero de los chicos que llegara a Futalafken y consiguiera la caracola, se casaría con la muchacha.

Cüref, el viento se ofendió por no haber sido consultado, y le susurró a la joven que nunca más volvería a saber de ellos.

El corazón de Raihué se fue marchitando. Pasó el tiempo y como ninguno de ellos volvía, se dirigió a la orilla del lago y se ofreció a Niguenechén, el dios Todopoderoso y le ofreció su vida a cambio de la de los jóvenes. El dios le concedió el deseo y la convirtió en una planta de frutos dulces.

Cüref, el viento, no contento con lo sucedido, fue a contarle a los jóvenes lo que había pasado a la chica. Cuando se enteraron de que Raihué había muerto, se abrazaron y se dirigieron al mar, vestidos de luto, dicen que dando origen al Río Negro.

2 comentarios :

Mª Jesús Verdú Sacases DICE

Un placer aterrizar en tu blog

Ana DICE

Mª Jesús gracias a ti por haber aterrizado aquí. Un beso.