10 de mayo de 2011

LA MÚSICA EN LA EDAD MEDIA


La preocupación religiosa que existía en la Edad Media se tradujo en la música litúrgica, que alcanzó a partir del siglo XI un gran nivel. Surgió así el canto monódico cristiano, cuya máxima expresión fue el gregoriano.

La melodía cantada al unísono, expresaba el sentimiento religioso por la propia fuerza de la voz, sin apoyos armónicos o rítmicos de ningún tipo. Con estos elementos, los músicos medievales supieron crear una música muy mística, conparable a la belleza de las grandes iglesias en las que se cantaba.

La monodía cristiana creó también los primeros sistemas de notación musical (neumas), con el tiempo estos sistemas se fueron perfeccionando hasta derivar en el pentagrama y en las siete notas clásicas, cuyo nombre deriva de las primeras sílabas de los versos de un himno a San Juan. Himnos, antífonas y misas fueron las formas del arte medieval religioso.

Los trovadores, juglares y ministriles de la Edad Media, como los antiguos aedos griegos, narraban en versos cantados las hazañas bélicas de los caballeros y los grandes amores de los jóvenes.

Durante toda la alta Edad Media la mùsica tuvo dos ámbitos definidos; el templo y las cortes nobiliarias. El apoyo de los aristócratas hacía posible el éxito de los compositores e intérpretes musicales en la vida cultural de su entorno, y algunas cortes flamencas, alemanas e italianas destacaron por sus nivel en las expresiones musicales.

Los artistas, en general, tenían un estado servil y vivían en medio de una gran inseguridad económica y sometidos a la tiranía del conde, duque al que servían.

2 comentarios :

Marienkafer DICE

Algunas de las canciones de este tipo están bastante bien, supongo que como cualquier estilo, que a cada uno le puede gustar mas o menos.

Un beso!

Ana DICE

Marienkafer tienes razón hay música para el gusto de todo el mundo. Un beso.