18 de mayo de 2011

CRISANTEMO


El nombre científico deriva de las palabras griegas “chrysos” (oro) y “anthos” (flor) lo que quiere decir “flor de oro”. La elección de esta denominación fue decisión del botánico francés Tournefort, refiriéndose a las flores amarillas, de algunas especies de este género.

En China, los crisantemos se cultivaban ya en el siglo V a. C. y Confucio era aficionado a ellos de una manera especial. Unos 1.000 años después se habían difundido de tal manera que se convirtieron, con el nombre de “Giku”, en la flor nacional del Japón. Tanto que, hasta las espadas del emperador, se adornaban con relieves que recordaban el crisantemo.

En el siglo XVI, la pasión por estas flores llegó a alcanzar alturas insospechadas.

En la actualidad en Tokio se encuentran jardines en los que se cultivan únicamente crisantemos de las variedades más diversas, desde las gigantes que tienen miles de flores, hasta el sencillo Hironishi que tiene solamente 16 pétalos y que ha inspirado el escudo de la familia imperial.

En Europa, los crisantemos llegaron bastante tarde, no se tuvieron noticias sobre su cultivo hasta finales del siglo XVIII en Francia, desde donde fueron introducidos en España, en donde tienen muy mala fama.

Los crisantemos en el lenguaje de las flores significan; “no te hagas esperar”. En Oriente tienen el significado simbólico de “flores de la vida”.

2 comentarios :

Marienkafer DICE

De verdad que tu blog me encanta, me descubres muchas cosas!! Las flores son preciosas, aunque mis favoritas son las orquídeas, estas no están mal.

Un beso!

Ana DICE

Marienfaker a mi los crisantemos me dan un poco de yu-yu, será por eso que se los relaciona con los muertos y los cementerios. Mis preferidos los tulipanes amarillos. Un beso.