7 de mayo de 2011

EL DILUVIO EN LA PATAGONIA


En la Patagonia existe esta leyenda sobre el Diluvio. Se cuenta que el cielo (Calfú) tenía previsto abrir sus puertas para las cataratas inundaran las tierras de Arauco. Algunos vieron en esta decisión la influencia de Guecufú, el demonio de los araucanos.

El dios de esta población, Guinechén, no podía hacer nada para evitar el desastre, por lo que avisó a los pobladores de la región de lo que Calfú estaba tramando.

Siguiendo sus consejos, los araucanos se refugiaron en el pico de la montaña más alta, llamada Tentén, y alojaron a todos los animales en otro elevado cerro, Caicán.

Según la leyenda, Calfú intentaba por todos los medios extinguir la vida en los dos picos, pero Guinechén los protegía. Cuando el agua estaba a punto de alcanzarlos, el dios elevaba las montañas para salvar sus vidas. Tras muchas lunas, el Diluvio tocó a su fin y así se preservó la vida en la Tierra.

Los indígenas de la cordillera patagónica siguen venerando a los cerros de Tentén y Caicán, ya que creen que son lugares mágicos.

Otro leyenda de la Patagonia explica que sólo salvaron a los protegidos por el gran Tutachao. En la cumbre de las montañas, vivían en las tinieblas, muertos de hambre y frío. En esta situación le pidieron al divino creador que les permitiera buscar alimento y ramas para el fuego. Su dios ordenó a Kéenguenkon (la luna) que subiera con su luz al cielo para alumbrar a los hombres.

4 comentarios :

Lorenzo/Fotos Antiguas de Mallorca DICE

Por lo que veo todas las culturas o civilizaciones tienen su especie de diluvio universal.
Hace pocas entradas hablaste de algo parecido.
Saludos!

Ana DICE

Lorenzo, pues sí todas o casi todas tienen su propia version del Diluvio, si buscas he escrito varias entradas sobre algunas de ellas. Un beso.

Pauu DICE

Tu blog me parece muy interesante....

Ana DICE

Pauu, muchas gracias. Un beso.