18 de junio de 2008

ORDALÍAS


A lo largo de la historia muchas culturas han utilizado y utilizan como práctica judicial la llamada “Ordalía”, una prueba de carácter mágico o religioso que sirve para demostrar la inocencia o culpabilidad de un acusado, recurriendo a la intervención de la divinidad.
Babilonios, asirios, hebreos y diversos pueblos africanos y asiáticos la practicaban habitualmente.

El Occidente europeo, no la heredo del mundo greco-latino, sino del germánico.
La ordalía estaba reglamentada en le derecho germánico y se utilizaba para resolver procesos de carácter penal.

La prueba podía consistir en algo tan simple como lanzar al acusado a un río y esperar a que llegase a la otra orilla, si no lo conseguía se le consideraba culpable.

La más popular era “ordalía del agua fría”, en la que se le sumergía atado de pies y manos en un foso lleno de agua y se esperaba a ver que ocurría; si el sujeto se hundía en el agua era inocente, pero si salía a flote era culpable, porque se creía que el agua lo rechazaba.

En los casos de paternidad o delitos contra la propiedad, la más frecuente era la del “agua caliente”, lo introducían en una caldera de agua hirviendo llena de piedrecitas, y hacían que el acusado las sacase, después se le vendaban las manos y brazos y se comprobaba, pasados tres o cuatro días, si tenía o no quemaduras, pues si no las tenía era inocente.

La práctica de la ordalía tardó en desaparecer y en algunos lugares se mantuvo en vigor. Con el paso del tiempo surgieron pruebas más leves como la “ordalía de las candelas”, que consistía en representar con dos candelas hechas con cera de cirio pascual al denunciante y al acusado, en juicios de robo, vendiendo aquel cuya candela se consumiera antes.

En la Cataluña medieval existió la llamada “prueba de los albats” en la que dos familias en litigio sumergían a dos recién nacidos en agua y ganaba aquella cuyo niño se hundiese más.

6 comentarios :

enrique DICE

Era lo que se llamaba en la España medieval el Juicio de Dios.
Hay una historia magnífica sobre un juicio de Dios al Rey Castellano Fernando IV El Emplazado. Si no la conoces te invito a investigar sobre ello.
¿Por qué no ha salido mi comentario sobre la canción de Sir Paul?
Besos

la muá DICE

Desde el principio de la humanidad, todo lo que era inexplicable o poco habitual, siempre se arreglaba con este tipo de acciones.
Esta historia no la conocía, como siempre super interesante.
Gracias, Ana.

Ana DICE

Enrique voy a investigar que me has dejado intrigada.
No he recibido ningún comentario sobre sir Paul, por eso no sale, repita usted si es tan amable. Un beso.

Ana DICE

La muá, si, lo arreglaban todo de una forma muy rara.
Muchas gracias a ti por leerme y conmentarme.
Un beso.

yoyoooyoy DICE

Una demostración más de que la estupidez es la característica humana más universal y duradera.

También en los duelos medievales, que se suponía que Dios guiaba la lanza / espada / bala del que estaba en posesión de la "Verdad"... y nadie se planteó que podría ser el demonio el que guiase la lanza / espada / bala del malvado, ya que se supone que Dios nos dejó a nuestro libre albedrío ?

Saludos y felicidades por el blog

Ana DICE

Yo-yo(abrevio), tienes razón la estupidez, por desgracia parece que no desaparecerá nunca.

Gracias por tu visita y tu comentario.

Un beso.