24 de junio de 2008

LAS COSAS DE ARISTÓTELES


Aristóteles (384-322 a.C.), consideró la naturaleza femenina como un defecto natural. Bajo este argumento misógino, dijo entre otras cosas:

El cerebro del hombre es más grande que el de la mujer y el cráneo masculino cuenta con un mayor número de suturas, para que el cerebro respire con mayor facilidad.

El cuerpo de la mujer está inacabado, como el de un niño y carece de semen, como el de un hombre estéril.

La mujer envejece más deprisa que el hombre, porque su cuerpo es más pequeño y, por tanto, “todo lo que es pequeño llega más rápido a su fin, tanto en las obras artificiales como en los órganos naturales”.

La carne masculina es compacta y la de la mujer, porosa y húmeda. Esto explica por qué los senos de la mujer, comparados con los regios músculos pectorales del hombre, aparecen como hinchazones esponjosas capaces de llenarse de leche, pero inevitablemente blandos, y se vuelven flácidos tan pronto.

Los testículos sólo sirven de contrapeso al pene erecto.

CONTINUARA…

9 comentarios :

Merce DICE

Para lo que le sirve a la mayoría de los hombres el tener un cerebro más grande...no, en serio, mira que le gustan a los hombres esas hinchazones esponjosas...aunque sean blandas...ahora en serio serio...me ha hecho mucha gracia eso del cuerpo inacabado...voy a ver si me encuentro lo que me falta...buenas noches y un beso...

Ana DICE

Debía ser muy inteligente para otras cosas, pero de mujeres no entendía nada de nada.
Buenas noches, un beso.

enrique DICE

Aristóteles, padre de la filosofía occidental, no estuvo nada acertado en este caso. Claro que en aquellos años...
El retrato que has puesto es el de Aristóteles en el cuadro La Escuela de Atenas, de Rafael, protagonista de una entrada mía dentro de poco.
Feliz casualidad!!
Besos.

Centrífugo DICE

Hace algunos años, un conocido me dijo: "eres una enciclopedia de datos inútiles"... al margen de la intención del comentario (que en principio era buena), me pareció muy simpático el mote.

Ahora, gracias a esa anécdota, una lectora asidua tuya me ha recomendado tu blog. Con 10 min me ha bastado para saber que debo volver con frecuencia.

Abrazos Centrífugos!

la muá DICE

Si Merced, esas hinchazones tan esponjosas....uyyyy mira que me hace de que pensar ya que en esa época se llevaba mucho lo de tener un afebo, uy uy.
De todos modos se lo perdonamos.

la muá DICE

Perdón, quise decir EFEBO.

Ana DICE

Enrique, muy acertado no estuvo desde luego.
Siento lo de la foto, si quieres la cambio.
Un beso.

Ana DICE

Centrifugo no está mal ser una "enciclopedia de datos inútiles", por lo menos te enteras de cosas que no son lo que todos más o menos hemos estudiado.

Gracias por tu visita y tu comentario, y me alegraré mucho si vuelves.

Un beso.

Ana DICE

La Muá Si parece que las mujeres no eran plato de su gusto, alguna le debió hacer algo gordo, claro que se lo perdonamos.
Un beso.