22 de julio de 2009

PINTURAS SAGRADAS YANOMAMIS

El “noto”, o “uruú”, es el cosmético más utilizado por los yanomamis. Se obtiene de los frutos de la “nana” una planta propia de la región.

En su elaboración, se colocan las semillas y la pulpa rojiza del fruto de esta planta dentro de media calabaza vacía, antes de esto las semillas se trituran y tamizan.

Tras mezclar todos estos ingredientes hasta conseguir una masa pastosa, se deja reposar durante toda una tarde y una noche. A la mañana siguiente, esta papilla se vierte en unas hojas y se envuelve.

Estos paquetes se agujerean y se cuelgan para que se escurra el líquido y la masa se consolide. Pasados dos o tres días, se abre el envoltorio y el “cosmético” está listo para su uso.
Si con el tiempo se endurece demasiado, la masa se humedece con agua o saliva.

Los colores básicos empleados en el pintado de sus cuerpos son el rojo y el negro. El color negro se obtiene mezclando polvo de carbón con la masa anterior.

Los colores rojo o morado y las líneas y puntos, dibujados en sus cuerpos, tienen un significado de adorno pacifico. El color negro lo utilizan los guerreros y aquel que tiene intención de matar.
El negro ayuda al guerrero a camuflarse y a hacer más difícil que el enemigo pueda identificarlo durante la lucha.

Por esa razón, cuando un yanomami va pintado de negro, se debe temer que, o bien va a atacar o que se está preparando para repeler un ataque.

Las manchas negras que llevan las mujeres son señal de luto. Cuando los yanomamis lloran a sus muertos se enjuagan las lagrimas con las yemas de los dedos, sucias de carbón, y luego se frotan las mejillas.

LOS YANOMAMIS

0 comentarios :