17 de agosto de 2017

EL CRANEO EN LA HISTORIA


Puesto que en el cráneo radica la sede del pensamiento, está considerado como el centro más importante, del cual emanan las órdenes y mandatos de la persona, por ese motivo, su significado emblemático es rico y complejo al mismo tiempo.

Entre ciertas tribus antiguas se consideraba a esta parte esencial del cuerpo como una de las representaciones macrocósmicas el hombre y asociada a uno de los cuatro recipientes en los que se recogía el agua de la lluvia; el cráneo estaba representado por la vasija situada en el centro del espacio formado por todas ellas.

El libro sagrado Rig Veda explica que: “La bóveda celeste está formada del cráneo del ser primordial”. Algunos historiadores clásicos cuentan en sus narraciones que el cráneo formaba parte de los trofeos guerreros logrados en las batallas entre etnias diferentes.

Tito Livio cuenta que la cabeza del cónsul romano muerto en una emboscada habría servido de vaso sagrado para ofrecer libaciones y, al mismo tiempo, como copa utilizada por los sacerdotes y pontífices en la conmemoración de las victorias.

Es muy normal encontrar entre la iconografía de los celtas, formas que representan cabezas cortadas. François Chevalier, historiador francés, dice: “El motivo de la cabeza cortada es frecuente en la numismática gala y en toda la plástica gala y galorromana. Los irlandeses no actuaban de modo diferente a los galos y la epopeya insular ofrece centenares de ejemplos del guerrero llevando la cabeza del enemigo vencido en combate. La cabeza simboliza así la fuerza y el valor guerrero del adversario, que vienen a añadirse a los del vencedor, y la decapitación garantiza la muerte del adversario mismo”.

16 de agosto de 2017

VERDE Y AMARILLO


Verde- Está considerado como un elemento de transición, por lo que no es ni cálido ni frío. Para los simbolistas, aparece asociado al simbolismo de la naturaleza y su vegetación, y alcanza su plena significación en la estación de la primavera. Lo consideran mediador cuando confluyen en combinación con él otros colores como el rojo intenso del fuego y el azul referido al cielo; aunque, siempre es el opuesto del primero.

Para los psicólogos es un color que nos remite a todo aquello que tenga que ver con lo inédito y lo nuevo. El significado más extendido y popular lo relaciona e identifica con las formas humanas de esperanza y, al mismo tiempo, se suele añadir al buen augurio, que se encuentra en todos los objetos de color verde. En algunos ambientes se le atribuye, un simbolismo relativo a la paz.

Para los pueblos africanos, el color verde es un signo de lo femenino, y nace del color almagre, que representaría a lo masculino. En la alquimia tiene un significado relacionado con la fuerza de la luz y del fuego, incluido el llamado “fuego secreto”, con virtudes purificadoras, por esa razón, los árabes lo consideran como un principio catártico.

Amarillo- Considerado como un color de naturaleza cálida y cualidad clara. Mantiene un gran simbolismo físico y astral, en cuanto se relaciona con el cromatismo de un metal precioso, como es el oro, y con la luz emitida por el astro rey, el Sol. Se le considera como un símbolo de lo que nunca muere, es decir, de lo eterno en el tiempo y en el espacio.

Si se busca un parecido con las estaciones del año, correspondería al otoño, ya que el propio tiempo, es el color de los estados serenos, en los que la reflexión prima sobre otras consideraciones, como la pasión. Para los psicólogos representa la madurez de las personas y la fuerza, a la vez, la intuición.

La sabiduría oriental asocia al color amarillo al principio activo del Yang, y se opondría al color negro, representado por el principio pasivo el Yin; los emperadores chinos consideraban al amarillo como su propio color, ya que el centro cosmológico está teñido de amarillo.

Los árabes lo relacionan siempre con el oro y le atribuyen una significación relativa a la amplitud de su intuición, la cual se materializará con el argumento y en el sabio consejo; cualquier otro tono de la gama de colores amarillos que no brille como el oro debe desecharse, pues simboliza la mentira y el abandono.

15 de agosto de 2017

PRIMEROS VIAJES A AMÉRICA


Desde el momento en que se descubrió América se abrió una nueva ruta, por ese motivo, cruzar el Atlántico empezó a ser algo normal para los que querían vivir esa aventura. Para emprender el viaje se necesitaban una serie de requisitos. Los barcos partían de Sevilla que era donde estaba el puerto oficial. Si el viajero no residía en Sevilla, tenía que hacer el viaje desde su punto de partida en carro si tenía dinero, o a pie si no se lo permitía su economía.

Una vez en Sevilla se necesitaban unos permisos o documentos legales, que eran expedidos por la Casa de Contratación:

·       Instancia dirigida al rey con los datos personales: origen, estado civil, edad, oficio, etc.
·   Certificado de limpieza de sangre para que se tuviera constancia de que no era moro, judío, mestizo, mulato, ni negro.
·       Partida de bautismo.
·       Autorización de los ascendentes como tutores, esposa, hermanos, etc. En caso de varones casados que viajaban solos a América, la esposa le daba la autorización por tres años, en caso de que fuera a quedarse más tiempo debía renovar la autorización.
·      Una carta-reclamo donde el viajero demostraba que tenía familia o amigos en el Nuevo Mundo que les ayudarían una vez llegaran.

Estos permisos eran personales e intransferibles, y validos por dos años. Los pasajeros debían llevar su propia comida, el agua si la suministraban.

Las tarifas del viaje se negociaban aunque en el siglo XVI se impuso el impuesto de Avería, que para los pasajeros era de 20 ducados. Felipe II especificó y obligó a que a los religiosos se le cubrían todos los gastos, de esa manera se aseguraba la evangelización.

14 de agosto de 2017

COSAS DE ESCRITORES (4)


Corín Tellado (1927-2009) cuyo verdadero nombre fue María del Socorro Tellano López, escribió más de 4000 novelas románticas a lo largo de su vida. Además, figura en el Libro Guinness de los Récords 1994, edición española, como la autora más vendida en idioma español.

Charles Hamilton (1876-1961), escritor inglés, especializado en novelas por entregas en revistas y periódicos, se cree que escribió unos diez millones de palabras, usando unos 20 seudónimos, eso equivale a 1200 novelas.

Lauran Paine (1916-2001) fue un escritor americano de westerns, aunque también hizo incursiones en la novela romántica, de misterio, de ciencia ficción y hasta de historia sobre el verdadero lejano oeste. En total escribió unas 900 obras, lo que le obligó a utilizar decenas de seudónimos pues sus editores solo aceptaban un número de obras por autor.

Rolf Kalmuczak (1938-2007) este escritor alemán escribió unas 2900 obras, entre novelas juveniles, de género negro y folletines. Para ello utilizó más de 100 seudónimos.

Lope de Vega escribió unas 1800 obras de teatro, además de 300 sonetos, 3 novelas, 4 novelas cortas, 9 epopeyas y 3 poemas didácticos.

Nicolae Iorga (1871-1940), historiador, profesor universitario, crítico literario, dramaturgo, poeta y político rumano, se calcula que escribió unos 1300 volúmenes y más de 25000 artículos a lo largo de su vida. Sus libros son sobre todo de historia, pero también publicó un volumen de poesía y varias obras dramáticas.

Mohammad Shirazi (1928-2001), autor iraquí escribió más de 1200 obras, entre literatura, ciencia, teología, política, economía, historia…

Edwy S. Brooks (1889-1965) este autor londinense escribió unas 800 obras, la mayoría historias de detectives. Publicó su primer libro, una novela corta, con solo 17 años.

Barbara Cartland (1901-2000), autora inglesa de literatura romántica, especializada en ambientar sus historias en la era victoriana. Es una de las autoras más productivas de su país, también una de las de mayor éxito comercial.


13 de agosto de 2017

EL MAYAB, LA TIERRA DEL FAISÁN Y DEL VENADO



Hace mucho tiempo, el señor Itzamná decidió crear una tierra que fuera tan hermosa que todo aquél que la conociera quisiera vivir allí, enamorado de su belleza, entonces creó El Mayab, la tierra de los elegidos, y sembró en ella las más bellas flores que adornaran los caminos. Creó enormes cenotes cuyas aguas cristalinas reflejaran la luz del sol y también profundas cavernas llenas de misterio.

Después Itzama le entregó la nueva tierra a los mayas y escogió tres animales para que vivieran por siempre en El Mayab y quien pensara en ellos lo recordara de inmediato. Los elegidos por Itzamá fueron el faisán, el venado y la serpiente cascabel. Los mayas vivieron felices y se encargaron de construir palacios y ciudades de piedra. Mientras, los animales que escogió Itzamá no se cansaban de recorrer el Mayab. El faisán volaba hasta los árboles más altos y su grito era tan poderoso que podían escucharle todos los habitantes de esa tierra. El venado corría ligero como el viento y la serpiente movía sus cascabeles para producir música a su paso.

Así era la vida en El Mayab, hasta que un día, los chilam (adivinos mayas), vieron en el futuro algo que les causo mucha tristeza. Entonces, llamaron a todos los habitantes, para anunciar lo siguiente: Tenemos que dar noticias que les causarán mucha pena. Pronto nos invadirán hombres venidos de muy lejos; traerán armas y pelearan contra nosotros para quitarnos nuestra tierra. Tal vez no podamos defender El Mayab lo perderemos.

Al oír las palabras de los chilam, el faisán huyó de inmediato a la selva y se escondió entre las yerbas, pues prefirió volar para que los invasores no lo encontraran.

Cuando el venado supo que perdería su tierra, sintió una gran tristeza; entonces lloró tanto, que sus lágrimas formaron inundaciones. A partir de ese momento, al venado le quedaron los ojos muy húmedos, como si estuviera triste siempre.

Sin duda, quien más se enfado fue la serpiente de cascabel; ella decidió olvidar su música y luchar con los enemigos; así creó un nuevo sonido que produce al mover la cola y que usa para atacar.

Como dijeron los chilam, los extranjeros conquistaron El Mayab. Aún así, un famoso adivino maya anunció que los tres animales elegidos por Itzamá cumplirán una importante misión en su tierra. Los mayas aún recuerdan las palabras que dijo: -Mientras las ceibas esté de pie y las cavernas de El Mayab sigan abiertas, habrá esperanza. Llegará el día en que recobremos nuestra tierra, entonces los mayas deberán reunirse y combatir. Sabrán que la fecha ha llegado cuando reciban tres señales. La primera será del faisán, quien volará sobre los árboles más altos y su sombre podrá verse en todo El Mayab. La segunda señal la traerá el venado, pues atravesará esta tierra de un solo salto. La tercera mensajera será la serpiente de cascabel, que producirá música de nuevo y ésta se oirá por todas partes. Con estas tres señales, los animales avisarán a los mayas que es tiempo de recuperar la tierra que les quitaron.

Ése fue el anuncio del adivino, pero el día aún no llega. Mientras tanto, los tres animales se preparan para estar listos. Así, el faisán alisa sus alas, el venado afila sus pezuñas y la serpiente frota sus cascabeles. Solo esperan el momento de ser los mensajeros que reúnan a los mayas para recobrar El Mayab.