14 de abril de 2010

CRISTAL DE ROCA

Desde los tiempos más remotos, se lo consideró una gema de gran valor. Se cuenta que Nerón, sabiendo que el cristal de roca atraía los favores de los dioses, hizo tallar dos maravillosas copas de esta piedra para beber en las grandes ocasiones.

Los árabes confeccionaban bellísimos amuletos con ella, para asegurarse la buena suerte y los sueños placenteros, el noble que la recibiera como regalo se distinguía de los demás ante los ojos del monarca.

Por su belleza siempre ha sido una de las gemas predilectas de los más célebres talladores de todos los tiempos. Benvenuto Cellini y Valerio Belli, en Italia, y Juan de Benavente y Juan de Arce Villafañe en España, figuraron entre los más famosos.

En la tradición mexicana, se asegura que las almas habitan dentro de esta piedra, protegiendo a quien la posee. Por eso siempre se la ha considerado un amuleto que trae buena suerte.

Hasta principios de siglo, en Occidente era habitual regalarle un collar de cristal de roca a la niña que cumplía quince años, asegurándole de este modo un futuro feliz.

Los griegos creían que el cristal de roca era hielo. Lo utilizaban como piedra medicinal para combatir enfermedades y como piedra mágica para ahuyentar a los demonios.

2 comentarios :

Unknown DICE

Lo más antiguo que se ha encontrado en cristal de roca confeccionado por el hombre son útiles prehistóricos realizados en esta materia prima, al igual que el silex y la cuarcita, por lo que como bien dices su uso por parte de la humanidad es tan antiguo como la humanidad misma. Un saludo.

Ana DICE

Chema además parece que atrae a la suerte. Un beso.