27 de julio de 2017

PIRÁMIDE DE MICERINO


Micerinos, Mikerinos, Menkaure, significa en egipcio: “La potencia de la luz divina es estable”. Micerinos fue un faraón que perteneció a la IV dinastía. Era hijo de Kefrén y sobrino de Keops. Se le atribuye la construcción de la tercera pirámide de la necrópolis de la meseta de Guiza.

Es la más pequeña de las tres famosas pirámides. Su altura es de 65 metros, su longitud de lado, en la base, entre 105 y 108 metros, en su construcción es, de las tres, en la que se utilizaron bloques de mayor tamaño.

Según una inscripción el faraón acudía muy a menudo a inspeccionar las obras para verificar el progreso de los trabajos, insistiendo ante el Maestro Real de los albañiles para que se terminara en los plazos estipulados. Ese Maestro estaba al mando de cincuenta obreros y dos artesanos de élite.

Los griegos, hicieron correr el rumor de que Micerinos prostituyó a su hija con el fin de obtener el dinero necesario para terminar las obras. Otra leyenda contaba que una reina llamada Nitokris, que vivió a finales del Imperio Antiguo, terminó la construcción y se hizo enterrar en la pirámide, en un sarcófago de basalto azul (nunca ha sido encontrado).

Otra de las leyendas cuenta que Rhodopis, una joven princesa, se estaba bañando en el Niño cuando un halcón, o un águila, bajo de lo alto del cielo para robarle una de sus sandalias y la dejó luego caer en las rodillas del faraón, en Menfis. Inmediatamente seducido por la idea del hermoso pie que debía posarse en esa sandalia, el rey mandó buscar a su propietaria. Se casó con ella y la convirtió en reina de Egipto.

Se encontró, en una cámara totalmente revestida de granito, un sarcófago de basalto. No había cuerpo en el interior. El sarcófago desapareció, el barco que lo llevaba a Europa, concretamente al Museo Británico, en 1837, naufragó.

FOTOGRAFÍA- Triada de Micerinos. Micerinos entre la diosa Hathor y la diosa protectora del nomo Kynópolis.

26 de julio de 2017

CRONOLOGÍA ALMOHADE


El movimiento almohade fue fundado por el bereber Muhammad Ibn Tumart, nacido en el anti-Atlas magrebí, en el noroeste de Marruecos, hacia 1080 y que pertenecía a la tribu de los masmuda. Los califas almohades de al-Andalus fueron nueve e impusieron su poder sobre el Sur peninsular durante 84 años, desde 1145 hasta 1232.

Cronología almohade

1123- Los almohades, desde Tinmal, al sur de Marrakech, comienzan su lucha declarada contra los almorávides.
1130- Muere el Mahdi Ibn Tumart, fundador de la doctrina almahade. El califa Abd al-Munin es proclamado soberano en parte del Magreb.
1142- El Algarve se alza contra los almorávides. Al-Andalus se fragmenta de nuevo en reinos de taifas.
1146-1147- El califa almohade Abd al-Mumin empieza a ser reconocido como soberano en algunas zonas de al-Andalus.
1155- El futuro califa Abu Yaqub es nombrado por su padre, el califa Abd al-Mumin, gobernador de Sevilla.
1160- Abd al-Mumin acude a Gibraltar para recibir el homenaje de al-Andalus.
1163- Muere el califa Abd al-Mumin y le sucede su hijo Abu Yaqub.
1171- Estancia del califa Abu Yaqub en al-Andalus y comienzo de importantes construcciones en Sevilla.
1172- Muere en Murcia Ibn Mardanis, hasta entonces rebelde contra los almohades.
1184- Muere el califa Abu Yaqub y le sucede su hijo Abu Yusuf.
1195- Expedición del califa Abu Yusuf a la Península, logrando el triunfo en la batalla de Alarcos.
1199- Muere el califa Abu Yusuf y le sucede su hijo al-Nasir.
1203- Los almohades conquistan las Baleares, hasta entonces independientes bajo los Banu Ganiya.
1212- Grave derrota de los almohades en Las Navas de Tolosa.
1213- Muere el califa al-Nasir y le sucede su hijo al-Mustansir. Comienza la decadencia del Imperio almohade.
1214-1221-Treguas de los almohades con Castilla, donde transcurren las minorías de Enrique I y de Fernando III.
1216-1217- El nuevo poder en alza de los benimerines lucha en Fez contra los almohades.
1224- Muere el califa al-Mustansir. En ese año son proclamados los califas al-Majlu y al-Adil.
1226- El califa al-Adil es asesinado; tres él se proclama a su hermano al-Mustasin. En Sevilla se proclama califa a al-Mamun.
1228- Ibn Hud se alza contra los almohades y se proclama emir de los musulmanes, en Murcia.
1229- Zayyan ibn Mardanis se alza con el poder en Valencia.
1230- Ibn Hud es derrotado por los castellanos en Jerez, y al año siguiente por los leoneses en Alange.
1232- Muere el califa al-Mamun. Muhammad ibn Nasr se proclama soberano en tierras de Jaén y pronto, instalado en Granada, centrará el poder del último reino de al-Andalus, el reino nazarí de Granada, que dura hasta 1492.
1236- Fernando III conquista Córdoba, y en 1248, Sevilla.
1268- Los benimerines conquistan la capital almohade de Marrakech, y les sustituyen totalmente en el Magreb. 

25 de julio de 2017

LOS HIJOS DE HERNÁN CORTÉS


Hernán Cortés ( 1485-1547) contrajo matrimonio dos veces después de quedarse viudo de su primera esposa, doña Catalina Juárez Marcaida, que murió en extrañas circunstancias en el año 1522. Estuvieron casados cinco años y no tuvieron descendencia ya que ella era estéril. Antes de ese matrimonio y durante el mismo, Hernán Cortés tuvo relaciones extramatrimoniales que dieron como resultado cinco hijos.

Su primera hija fue Catalina Pizarro, que nació en 1514 en Santiago de Cuba, la Nueva España, su madre era Leonor Pizarro, cuentan que pariente de Hernán Cortés. Fue reconocida junto a sus hermanos Martín y Luis en una bula papal de Clemente VII en 1529. Martín, su segundo hijo nació en 1522 en Coyoacán y fue fruto de las relaciones que Hernán Cortés tuvo con “La Malinche”, compañera y traductora azteca de él. El tercer hijo reconocido por el Papa fue Luis Cortés, que nació en 1525, su madre era la española Antonia o Elvira Hermosillo. Este hijo se casó con doña Guiomar Vázquez de Escobar, sobrina del conquistador Bernardino Vázquez de Tapia.

Su cuarta hija Leonor Cortés y Moctezuma, nació en 1527 y fue rechazada por su madre, Cortés la reconoció y la casó con el conquistador de Zacatecas, Juan de Tolosa. La quinta hija extramatrimonial se llamaba María Cortés, su madre era una princesa azteca, parece ser que nació con una malformación.

Su segunda esposa fue doña Juana Ramírez de Arellano de Zúñiza, hija del conde de Aguilar y sobrina del Duque de Béjar, tuvo con ella seis hijos, dos de ellos murieron al poco de nacer: Luis, en 1530 en Texcoco, y Catalina, un año después en Cuernavaca.

24 de julio de 2017

EL NEGOCIO DE LAS ESPECIAS


Durante siglos se denominaban especias a las plantas originarias del extremo oriente, especialmente las que llegaban de las Islas Molucas, más conocidas como Islas de las Especias. Su uso no solo era como condimento, en ocasiones eran ingredientes de preparados medicinales.

En la Edad Media el comercio de especias lo lideraban los árabes que las compraban en la India y las llevaban hasta los puertos del Mediterráneo oriental donde las revendía a los comerciantes italianos que las distribuían por Europa. Era tan enorme el negocio que los árabes procuraban mantener a los comerciantes europeos alejados de sus rutas comerciales, de esa forma evitaban la competencia.

Lo complicado de la ruta desde Asia, fuese por tierra o por mar, elevaba el precio de las especias, por cada mano que pasaban, subían más y más el precio, así que, cuando llegaban a los consumidores europeos era casi imposible comprarlas. Eran tan caras que, en la Edad Media, un saco pequeño de pimienta costaba el salario de un trabajador durante toda su vida. La vendían grano a grano y en ocasiones se llegó a utilizar como forma de pago.

Los portugueses, en los siglos XV y XVI intentan hacerse con el negocio buscando rutas alternativas para llegar a las Indias. Lo consiguieron. En el siglo XVII serían los holandeses quienes llevaban las especias a los puertos europeos. La ruta de Vasco de Gama hizo que bajara el precio de las especias, aunque el viaje era muy largo y peligroso, se evitaron los intermediarios.

23 de julio de 2017

LA TIJERETA-JHUGUAY YETAPÁ (LEYENDA GUARANÍ)


Tupá había decidido que las almas de los que morían y que debían llegar al cielo, lo hicieran volando con unas alitas que él enviaba a la tierra por medio de sus emisarios. Para los mortales esas alitas serían invisibles. Una vez que el alma llegaba al ibaga (cielo), Tupá destinaba esa alma a un ave que él creaba, de acuerdo con las características que hubiera tenido en vida la persona a quien pertenecía.

En un pueblecito guaraní vivía Eíra (miel) con su madre. Ésta había quedado imposibilitada, dependía para todo de su hija, que se dedicaba a cuidarla, además de ganarse la vida trabajando, era costurera. Para tener a mano la yetapá (tijeras), las llevaba colgadas a la cintura con un cordón negro, sobre su delantal blanco. Nunca le faltaban vestidos que coser, así que era muy normal verla con telas y tijeras, cortando vestidos. Las tijeras formaban parte de ella misma. Por las mañanas se levantaba, se vestía y se colgaba las tijeras a la cintura.

Una noche su madre murió. Desde ese momento se dedicó con ahínco a la costura tratando de distraerse de la pérdida de su madre, tan triste estaba que no tenía ganas de seguir viviendo. Poco tiempo después enfermó de pena y dolor, tan gravemente que murió.

Éira había sido siempre buena hija, trabajadora y excelente persona, por lo que Tupá llevo su anga alma) al cielo. Allí creó para albergarla un pájaro de plumaje negro, con la garganta, el pecho y el vientre blancos. Omitió los matices alegres y brillantes considerando que su vida había sido humilde, opaca y oscura, aunque llena de bondad y sacrificio.

Cuando Tupá terminó su obra, Éira se miró y miró a Tupá con intención de pedirle algo. El Dios bueno, que sabía su intención, le dijo para animarla:
- ¿Qué deseas, Éira? ¿Qué quieres pedirme?
Ella le contesto:
-Tupá…Dios bueno que complaces a los que te aman y respetan… yo desearía…
- ¿Qué es lo que quieres Éira?
-Tú sabes que durante toda mi vida solo al trabajo me dediqué y quisiera tener un recuerdo de lo que me ayudó a vivir…
-Dime, entonces… ¿Qué es lo que desea?
-Yo desearía tener una tijerita que me recordara la que tanto usé en mi vida en la tierra y que me ayudo a mantener a mi madre…

Tupá acepto la petición de la muchacha, y tomando las plumas laterales de la cola las estiró hasta darle la apariencia de una yetapá, otorgándole, además, la propiedad de abrirlas y cerrarlas a su voluntad, tal como hiciera durante su etapa de costurera.

Por el parecido que tiene la cola de esta ave con las tijeras, se le llama “Jhunguay-Yetapá” (tijereta).