28 de julio de 2008

EMBARAZO Y PARTO EN LA EDAD MEDIA

En la edad Media se educaba a la mujer para ser esposa y madre. El proceso de la maternidad, desde la fecundación hasta la lactancia, estaba cargado de misterios y de peligros, sobre todo en el momento del parto.

La falta de menstruación no era el único indicio, el tono rojizo de la orina era otra señal. También colocaban un diente de ajo bajo la almohada; si al despertar la mujer no notaba el sabor del ajo en la boca, estaba encinta.

Para evitar los abortos, recomendaban practicar poco el coito, evitar caídas y golpes y no tomar laxantes.
En los primeros meses de embarazo se preparaban remedios considerados beneficiosos, uno muy común era hervir en aceite hierva del huerto, espinacardo, almáciga e incienso, esta mezcla se aplicaba sobre el estómago.

La salud del bebé también preocupaba, sobretodo si había sido concebido durante el período menstrual, pues decían que las criaturas engendradas, podían ser susceptibles de sufrir enfermedades como la viruela, el sarampión, o la lepra.

Los síntomas de que nacería varón eran que la mujer se sentía ligera, tenía mejor apetito, el ojo derecho se movía más, la mejilla derecha engordaba pronto, adelantaba primero el pie derecho al andar, se hinchaba más la parte derecha del vientre y se movía antes.
Si no se daban estos indicios, sería una niña.

Cuando se aproximaba el parto, se preparaban un baño con malvas, malvavisco, violetas, manzanilla y corona de rey. Después se untaban con aceite de ajonjolí, óleo de almendras dulces y enjundia (grasa) de gallina.

El parto era atendido por una o varias comadronas, mujeres que mezclaban conocimientos científicos, religiosos y mágicos.
Llevaban en la mano tres granos de pimienta y recitaban una oración.
Otra receta para hacer más soportable el parto era mezclar hisopo, raíz de lirio, orégano y hierba gatera, se envolvía en lana la mezcla y se ponía sobre la vagina de la mujer.

Si el parto se complicaba podía practicarse una cesárea con instrumentos quirúrgicos.
Si la madre fallecía durante el parto, la comadrona abría el cuello de la matriz y extraía al niño. Asi nació Julio Cesar, y de ahí el nombre de cesárea.

12 comentarios :

Merce DICE

¡¡¡viva la epidural!!!

Centrífugo DICE

La primera impresión al reflexionar en estos temas es pensar en el tema casi barbárico en el que nacían todos los niños en el pasado. No hay necesidad de remontarse hasta la Edad Media. Sencillamente hace 150 años no había luz eléctrica, no se conocían los antibióticos ni el concepto mismo de microbios y más de la mitad del conocimiento actual en medicina era un misterio.

Sin embargo es posible reflexionar en esto mismo precisamente al revés: si como humanidad y como especie hemos sido capaces de llegar hasta acá, quizá somos capaces de soportar mucho más de lo que la vida actual (civilizada, sedentaria, conformista, hedonista) nos presenta...

Abrazos Centrífugos!

Ana DICE

Merce siempre será mejor la epidural que esa mezcla de hierbajos en el vagina.
Un beso.

Ana DICE

Centrifugo los seres humanos soportamos lo que nos venga encima, solo por el hecho de sobrevivir.
Un beso.
¿Por cierto como te llamas?, si no te parece mal que te lo pregunte.

claudia DICE

hola, me interesa el tema y me gustaría conocer las fuentes o la bibliografia utilizada para escribir esta nota. gracias

Ana DICE

Claudia, no sabría decirte las fuentes exactas, pues lo he leido en distintas revistas de historia, pero ahora mismo no sabría decirte ni las revistas ni los números. Lo siento.
Gracias por tu visita y tu comentario.
Un beso.

Katherine DICE

Chispas! Que interesante y que cosita me dio lo del parto en esa época pobres mujeres!!! Aunque ahora mismo en las partes menos civilizadas hay quienes tienen un parto hssta solas medio acuclilladas sin ayuda de nadie creo que soy muy cobarde como para desear haber nacido en esa época donde la muerte de las madres era cosa frecuente (pobres bebes) :( Yo tengo 2 y digo que dueleeeeeeee

Ana DICE

Katherine tienes razón por desgracia no en todos los lugares están tan adelantados como nosotros, tenemos suerte.

Gracias por tu visita y tu comentario. Un beso.

estela DICE

Hola, soy estela, voy ha hacer un trabajo sobre el parto de la mujer, como cuidaban a los niños y como los entretenían. Me gustaría que me dijeseis algo sobre eso, porque lo que hay en esta página me ha interesado mucho y voy a comentarlo.
Muchas gracias y un saludo

Ana DICE

Estela buscaré más información y te lo diré. Gracias por tu visita y tu comentario. Un beso.

Anónimo DICE

Incluso en la actualidad y con el avance médico penosamente muchas mujeres sufren un horror inimaginable al parir en los hospitales públicos pues no les colocan la epidural (anestesia)por no poder pagarla, y hacen una verdadera carnicería con ellas. Esto se traduce que la mujer siente todo el dolor del parto y si no se dilata lo suficiente entonces el médico debe hacerle cortes a la vagina para poder abrirla aún más y que logre salir el bebé, luego se cose la vagina...imaginen esto sin epidural,imaginen la cantidad de sangre que pierde la mujer y que sigue perdiendo por 40 días luego del parto. Cuando uno analiza esto cuando no se tiene el recurso económico suficiente hasta prefiere ser tratado con el método antiguo de yerbas para calmar el dolor.
Es necesario hacer partícipe al hombre en el conocimiento del proceso del parto y post-parto para que pueda empatizar con la mujer y la tremenda travesía que hace por dar hijos al mundo.

Ana DICE

Anónimo, Amén.