2 de agosto de 2020

BACTERIAS-3


La langosta migratoria se mantiene volando debido a un haz de pelos en su cabeza. Cuando estos pelos son estimulados por una corriente de aire que viene de frente, crean un estímulo nervioso que mantiene batiendo las alas de la langosta. El movimiento de las alas, a su vez, acelera la corriente de aire; una que vez que la langosta despega, sigue volando distancias muy largas.

En un tiempo fueron empleadas larvas para tratar la osteomielitis, una grave infección de los huesos. Durante la Guerra Civil  de los Estados Unidos, se descubrió de manera accidental que las larvas de la moscarda ayudaban a sanar heridas abiertas, comiéndose los tejidos muertos y también secretando sustancias curativas. El tratamiento para la osteomielitis empleaba larvas estériles cultivadas en laboratorio. Este sistema de tratamiento  fue interrumpido cuando los análisis probaron que la urea excretada por las larvas era la responsable del procedimiento curativo, y la urea pudo ser sintetizada a bajo costo.

Un mosquito tiene 47 dientes.

Unos insectos minúsculos, llamados áfidos, son capaces de reproducirse partenogenéticamente. Los huevos femeninos pueden desarrollarse sin la acción fertilizante del esperma.

Es posible destruir amibas y crear otras nuevas. El citoplasma de una amiba, el núcleo de otras y las membranas de una tercera se combinan y la nueva criatura se aleja nadando.

Un mosquito, repleto de sangre, puede volar llevando una carga del doble de su propio peso.

Las bacterias pueden reproducirse sexualmente.

1 de agosto de 2020

TELESCOPIOS


Un irlandés, aficionado a la astronomía, el conde de Rosse, construyó un telescopio con lentes e 1,83 metros de diámetro, lo llamó “El Leviatán”, y fue el telescopio más grande de su época. Pero como lo construyó en Irlanda, no pudo usarlo casi nunca, porque el clima de este país es muy malo.

El óptico alemán Joseph von Fraunhofer construyó unos telescopios de refracción magníficos. Descubrió líneas oscuras en el espectro solar, fundando la ciencia e la espectroscopia. Realizó estudios muy importantes sobre la refracción de la luz y fue un científico de primera. Como no tenía educación universitaria, no se le permitió nunca hablar en los congresos científicos.

El telescopio de refracción más grande del mundo, que es el telescopio de Yerkes, mide 12,19 metros. Se construyó en 1897 y todavía se puede utilizar. Todos los grandes telescopios son de tipo reflectante, y están dotados de espejos en lugar de lentes.

El telescopio se uso por primera vez en 1608 como arma de guerra para vigilar a los barcos enemigos desde lejos. Holanda, lugar donde se inventó el telescopio, estaba en guerra con España, y el líder holandés, Maurice de Nassau, deseaba conservar el invento en secreto.

Un abogado inglés, Chester Moor Hall, aplicó en 1733 el principio del telescopio acromático, uniendo dos clases diferentes de cristales en una sola lente. Para mantener su invento en secreto, Hall hizo que dos fabricantes de lentes hicieran una mitad cada uno. Los dos fabricantes tenían exceso de trabajo, y cada uno por su lado buscó otro fabricante de lentes que hiciera el trabajo, pero ambos coincidieron en darle el trabajo al mismo fabricante, el secreto se hizo del dominio público.

El telescopio de Hale, de 60,96 metros, y el espejo de 20 toneladas del Observatorio de Monte Palomar, en California, tuvo que dejarse enfriar durante casi un año, después de haber sido montado. Más tarde se retocó y pulió, por uno y otro lado, durante casi veinte años. Al terminar el proceso se habían rebajado más de 5 toneladas de cristal, se emplearon 28 123,20 kilos de abrasivos para darle la forma y la superficie deseadas.

31 de julio de 2020

CANCIONES EN MI MEMORIA XL


30 de julio de 2020

BARRUEL Y LOS OLORES


Cuando comenzó la medicina legal, los científicos intentaron resolver dos problemas fundamentales relacionados con el estudio de la sangre. El primero era poder descubrir, una vez pasado un tiempo, si ciertas manchas eran de sangre o no. El segundo consistía en determinar si la sangre era humana o no, ya que en ocasiones cuando aparecían manchas de sangre frescas eran justificadas por los sospechosos como el resultado de la muerte de un animal.

En 1829, el antiguo director del laboratorio de química de la Facultad de Medicina deParís, Jean Baptiste Barruel, creyó que había descubierto un método para distinguir la sangre animal de la humana. Cuando, en el transcurso de un experimento, Barruel hirvió sangre de buey en ácido sulfúrico, creyó percibir un típico olor a establo de vacas.

Poco después trató con ácido sulfúrico la sangre de un suicida. Según una crónica de la época, notó un olor tan fuerte a sudor humano, que Barruel, se vio obligado a abandonar el laboratorio durante unos minutos.

Un tiempo después, Barruel desarrolló un sistema de olores: con el ácido sulfúrico, la sangre del hombre producía un olor “a hombre” y la de mujer olía a sudor femenino. La sangre de cordero se caracterizaría por el olor a lana, y la de cerdo, por el olor a pocilga. La sangre de rana tendría el olor característico de los juncos que rodean los pantanos.

El método de Barruel, considerado un médico serio durante mucho tiempo, acabó por resultar un fraude, un invento.

29 de julio de 2020

LA ATLÁNTIDA SEGÚN PLATÓN


Hacia el año 355 a. C., dos diálogos de Platón, el Tirneo y el Critias, fundan el mito de la Atlántida. Como las demás obras del filósofo, los textos se presentan en forma de conversaciones entre varias personas: Sócrates, el maestro de Platón; Timeo, filósofo pitagórico; Critias, político acusado de no tener escrúpulos y Hemócrates, antiguo general de Siracusa.

La Atlántida, descrita en el Critias se divide en distritos. Los numerosos canales que la surcan convergen hacia la capital, de forma circular. En el corazón de ésta, se levanta el palacio real, antigua residencia del dios del mar. Se trata de una ciudadela de forma igualmente circular y de un diámetro de alrededor de cinco kilómetros. Anillos concéntricos de tierra y de mar, unidos por túneles y puentes, componen esta acrópolis.

Abriga templos, palacios y edificios públicos, así como campos de deporte. El más formidable de los templos es el dedicado a Poseidón. Sus fachadas exteriores están completamente cubiertas de plata y sus techos enchapados en oro. Al interior, las bóvedas son de marfil cincelado, con incrustaciones de oro, plata y auricalco (metal misterioso, que podía ser cobre o aleación de cobre y oro). Una de ellas sobrepasa a todas las demás, es la que representa a Poseidón.

La descripción de Platón muestra la riqueza y el poderío de la Atlántida. El Critias quedó inconcluso y no se sabe nada más acerca de esta isla.