26 de noviembre de 2020

LA RESPIRACIÓN DE LAS AVES


La respiración de las aves está controlada por dos pulmones sin diafragma y un sistema interno de sacos aéreos que funcionan como fuelles. El elevado ritmo metabólico de las aves y la demanda de oxígeno durante el vuelo hace que necesiten un suministro constante de aire que procesar para cubrir dicha demanda. Durante el vuelo el aire pasa de forma normal por la tráquea.

Esto no sería posible con los pulmones bidireccionales de los mamíferos, donde el aire rico en oxígeno se mezcla con el aire desgastado durante la respiración, reduciendo la cantidad de oxígeno que pueden procesar los pulmones. Cuando el oxígeno ha sido procesado por los pulmones, el aire usado pasa a los sacos aéreos delanteros y sale por la tráquea.

Las aves tienen un flujo unidireccional que se consigue separando las funciones de bombeo (sacos) y absorción (pulmones) de la respiración. Los pulmones de las aves no procesan el oxígeno con los alveolos como los mamíferos, sino que lo absorben con los parabronquios, unos pasajes en forma de panal de abeja que van hacia espacios que contienen capilares en los que se intercambian el oxígeno y el dióxido de carbono. 

El ritmo metabólico extremadamente alto de las aves las ha obligado a desarrollar un eficiente y refinado sistema respiratorio.

25 de noviembre de 2020

SALSA DE SAUCO

 

Salsa de saúco

 Ingredientes 

  • 900 gramos de bayas de saúco
  • 175 gramos de cebollas peladas y troceadas
  • 10 ml de sal
  • 300 ml de vinagre
  • 700 gramos de azúcar

 Elaboración

Eliminar el tallo de las vainas de saúco, lavar, escurrir. Poner todos los ingredientes en un cazo a fuego lento hasta que la fruta esté partida y las cebollas tiernas.

Pasar la mezcla por un tamiz de nilón y volver al cazo, mantener en el fuego hasta obtener una salsa espesa y se haya evaporado el exceso de vinagre.

 Dejar enfriar, envasar en botellas esterilizadas y cerrar herméticamente. Conservar en la nevera 2 semanas como máximo.

24 de noviembre de 2020

ILUMINANDO LA VIDA-8



 La oscuridad no existe, lo que llamamos oscuridad es la luz que no vemos

23 de noviembre de 2020

LAMBERT SIMNEL, EL FALSO REY

 

Enrique VII, el fundador de la dinastía Tudor, llegó al trono de Inglaterra el 22 de agosto de 1485, después de derrotar a Ricardo III en la batalla de Bosworth, poniendo fin a la Guerra de las Dos Rosas. Su victoria provocó un gran odio entre los vencidos. John de la Pole, conde de Lincoln, el sucesor que había nombrado Ricardo III, inició una conspiración para derrocar al rey.

En ese tiempo, Lambert Simnel (1477-1535) era un niño de diez años, hijo de un carpintero de Oxford y alumno de Richard Symonds, sacerdote. Éste creía que Lambert se parecía a los hijos de Eduardo IV, unos niños que habían desaparecido cuando su tío Ricardo III, duque de Gloucester, los envió a la Torre de Londres cuando tenían 12 y 9 años. Seguramente habían muerto asesinados. A pesar de creerlos muertos, los rumores señalaban a que aún estaban vivos, por ello, al sacerdote se le ocurrió hacer pasar a Lambert por Ricardo de York, el menor de los príncipes.

Cambió los planes cuando escucho la falsa noticia de que el conde de Warwick no había muerto en la Torre de Londres. Se le ocurrió que era mejor hacerlo pasar por Warwick, que era el sobrino de Eduardo IV y por lo tanto tenía derecho al trono. Llevó a Lambert a Irlanda donde en 1487 fue coronado como Eduardo VI.

La hija de Eduardo IV, Margarita de York, duquesa de Borgoña y enemiga de enrique VII, envió tropas a Irlanda para apoyar a Lambert y Symonds. El conde de Lincoln, creyendo que por fin podría derrocar a Enrique VII, marchó con su ejército a Furness, en Lancashine. Siguió hasta el sur y se enfrentó al ejército del rey en la batalla de Stoke el 16 de junio de 1478.

Fue derrotado y murió en la batalla y la dinastía Tudor quedó fuertemente establecida. Lambert Simnel se libró de ser ejecutado y acabó trabajando en las cocinas del rey.

22 de noviembre de 2020

FESTIVAL DE WOODSTOCK Y SUS SECUELAS



Entre el 15 y el 18 de agosto de 1969 tuvo lugar en Nueva York el Festival de Música y Arte de Woodstock, considerado como el más importante de la historia de la música rock. Un total de 32 artistas, los más destacados del momento, participaron entre ellos: Joan Baez, Joe Cocker, Jimi Hendrix, Janis Joplin & The Family Stone, The Who, Santana… La asistencia desbordó a los organizadores, lo que provocó un caos total. En los años 1979, 1989, 1994 se celebraron varias secuelas del festival sin demasiado éxito.

En 1999 se celebró en Nueva York un nuevo intento de reedición del famoso concierto de Woodstock. 200 000 personas acudieron para revivir las legendarias experiencias de amor y fraternidad. Sin embargo, una combinación de calor sofocante, la falta de sombra y el alto precio del agua y la comida hicieron que el festival fuera una auténtica pesadilla.

Actuaron entre otros: Alannus Morissette, Rage Against, The Machine, Elvis Costello… Durante la actuación de Limp Bizkit, unos espectadores se dedicaron a arrancar el contrachapado de las paredes del escenario y después la violencia se apoderó de las masas, produciendo importantes destrozos.

La policía clausuró el evento tan rápido como pudo. Aunque no hubo muertos, se presentaron cuatro denuncias por violación. El último día de aquel Woodstock 1999 se conoce como “el día que murió la música”.

Woodstock 50 se tenía que celebrar en el año 2019, pero se canceló por problemas con la ubicación y la negativa de participación de algunos de los artistas.