22 de enero de 2019

MADAME D'AULNOY VISITA EL SANTO CRISTO DE BURGOS



Madame D’Aulnoy (1651-1705) fue una escritora francesa, además de ser conocida por sus cuentos de hadas, también lo es por su relato del viaje a España, escrito en 1679.

“Quise ver en el convento de Agustinos el Santo Cristo conservado en una capilla del claustro, tan grande y tan sombría, que para ver la imagen tienen encendidas constantemente sus lámparas; éstas pasan de ciento, siendo unas de oro y otras de plata, de un tamaño tan extraordinario que cubren toda la bóveda de la capilla.

Hay también 60 candeleros de plata más altos que un hombre de buena estatura, y tan pesados, que para moverlos se necesita el esfuerzo de dos o tres obreros; están alineados en el suelo a uno y otro lado del altar, adornado con cruces y coronas de rica pedrería, donde abundan los diamantes y las perlas. La capilla esta ricamente tapizada de tisú y tan cubierta de ofrendas y exvotos, que no hay lugar para todos los que a allí se destinan, de manera que se guardan muchos en las arcas.

El Cristo, de tamaño natural, está colocado sobre un altar y cubierto con tres cortinas bordadas de perlas y pedrería; cuando se descorren, lo cual no se hace más que para recibir la visita de altos personajes o en las grandes ceremonias, repican las campanas y todo el mundo se pone de rodillas. Ciertamente, aquel sagrado lugar y aquella divina imagen inspiran religioso respeto.

El Crucifijo está perfectamente labrado y ofrece toda la realidad de carne humana; está cubierto desde el estómago a los pies con una tela fina y muy plegada, como una enagua, que a mi juicio le hace desmerecer bastante. Me han contado que algunos religiosos de la ciudad lo robaron una vez para tenerlo en su convento, y que al día siguiente apareció de nuevo el Cristo en su antigua capilla; de nuevo se lo llevaron a viva fuerza, y de nuevo la imagen volvió a su lugar. Sea de esto lo que quiera, muchos milagros se le atribuyen y mucha devoción inspira. Los frailes que le cuidan afirman que suda todos los viernes”.

Nota-El Cristo se encuentra en la actualidad en la Catedral de Burgos. Durante la guerra de la Independencia se trasladó a la catedral para que estuviera más seguro, después volvió a San Agustín, cuando se produjo la desamortización de Mendizábal, en 1860, el Cristo volvió a la catedral, donde permanece desde entonces.

21 de enero de 2019

EL CONDE CAGLIOSTRO Y LA ETERNA JUVENTUD



El conde Cagliostro (1743-1795) era un noble italiano nacido en Palermo, masón, embustero y falsificador, ni siquiera era conde, parece ser que su verdadero nombre era Giuseppe Balsamo. El falso conde estaba muy preocupado con su vida, quería vivir más, para ello tenía una técnica que, según él, era infalible, un método que regeneraba el cuerpo con la intención de alargar la vida.
 
Para ello, se fijó en los gusanos de seda y trató de reproducir el proceso sufrido por estos cuando se envuelven en su capullo de seda y renacen como mariposas.
 
Así lo hizo, el conde desnudaba a la persona, la tumbaba en la cama, la envolvía en una manta y, durante un mes, la dejaba reposar, alimentándola solo con caldo de pollo. Cagliostro aseguraba que pasados unos días, el individuo empezaba a perder el pelo y se le caían los dientes hasta llegar a un estado de debilidad extremo.
 
En este punto, el moribundo empezaría un proceso regenerativo que le devolviera sus dientes y pelo. Pero no solo lo perdido volvería a crecer, sino también la ansiada juventud.
 
La ciencia dice que la acción del escorbuto y la falta de vitamina C producen en una persona la pérdida rápida de pelo y dientes. La mitad del experimento es algo acertada. El problema es que la idea de la eterna juventud no estaba acertada y no lo logró en ninguno de sus conejillos de indias. El pelo y los dientes si los perdían para siempre.


20 de enero de 2019

OTROS TIEMPOS



En el Mediterráneo, en tiempos antiguos, no había jabón. El aceite de oliva era empleado, además de para cocinar, para lavar el cuerpo.

El paraguas tuvo su origen en el antiguo Egipto, donde era usado por la familia real y los nobles como símbolo de rango en una jerarquía teocrática. La utilización práctica vino después.

Hace 200 años, el capitán de un barco fue condenado por conducta lujuriosa e inconveniente a permanecer sentado 2 horas en el cepo, en Boston, por besar a su esposa en público en domingo, había regresado de un viaje de 3 años.

En los primeros días de la fotografía, el posar para retrato requería de mucha paciencia. Para hacer un daguerrotipo, en 1837, se necesitaba una exposición de 15 minutos. La cabeza del sujeto era puesta en una abrazadera para mantenerla inmóvil.

En Venecia, en el siglo XVIII, se apostaba a todas horas. Una noche de 1762, el abad Grioni apostó toda su ropa a la ruleta, la perdió y volvió desnudo al monasterio. Monjas con perlas y vestidos escotados luchaban entre sí por el honor de servir como amantes a un nuncio papal. Se consideraba una deshonra para la mujer casada con un patricio no tener cicisbeo, una combinación de amante y gentilhombre de servicio.

En el siglo XVIII, muchos norteamericanos sabían leer, pero no escribir. Aunque se estipulaba que todos los niños debían aprender un poco de historia y leer la Biblia, la escritura no era considerada muy importante. Además, el aprender a escribir consumía tiempo y dinero, dado el coste del papel y la tinta, a eso se sumaba la dificultad para conservar en buenas condiciones una pluma de ganso.

La idea que se tiene sobre la vida familiar colonial americana de que muchas generaciones vivían juntas y compartían las labores agrícolas y domésticas, no es del todo cierta. Pocas personas vivían el suficiente tiempo como para ver a sus hijos adultos, mucho menos a sus nietos. El doctor Benjamín Rush recopiló, en 1790, unos datos que indican que de cada 100 personas nacidas en un año en Filadelfia, más de una tercera parte moría antes de cumplir los 6 años, y únicamente una cuarta parte vivía más de los 26 años.

19 de enero de 2019

LAS COSAS DEL CLIMA-2



Por su fricción contra la superficie del planeta, el viento retarda o acelera el giro de la Tierra ligeramente. El valor máximo de disminución del movimiento de rotación del planeta se hace más evidente durante el invierno septentrional.

Un centímetro y cuarto de circunferencia y 765,50 gramos de peso, es el tamaño de trozo de granizo más grande caído en Estados Unidos. Cayó durante una tormenta en Coffeyville, Kansas, en septiembre de 1970.

Los rayos matan más gente en Estados Unidos que cualquier desastre natural. Un promedio de 400 muertos y 1000 heridos cada año.

Los peligros de los fenómenos atmosféricos cuestan anualmente en Estados Unidos 11 000 millones de dólares en daños a la propiedad y más de 1000 vidas.

El Chinuk, un fenómeno debido al viento que corre sobre Montana, en los Estados Unidos, y sobre Alberta, en Canadá, es capaz de elevar la temperatura más de 16 ºC en tres minutos. El aire húmedo del océano Pacífico deja caer lluvia y nieve al pasar sobre las Rocosas. El aire seco baja entonces por las laderas orientales, comprimiéndose al hacerlo, y como consecuencia calentándose. En un mes de febrero la temperatura se elevó en Calgary de -14º a 16º.

El Sahara no es siempre un infierno de calor. Sus temperaturas altas llegan a 58 ºC, las bajas a -15 ºC en las montañas Tibesti.

En 1755, Benjamín Franklin persiguió un tornado pequeño durante 1.21 km a caballo, azotando repetidas veces el aire con su fusta en un esfuerzo por disipar la tormenta.

Se eligió el 2 de junio de 1953 para la coronación de la reina Isabel II porque se creía que ese día era probable que hiciera sol, según los meteorólogos. Pero el tiempo no respondió y llovió.

La lluvia contiene vitamina B12

Los cangrejos violinistas escarban en sus refugios en el interior de la playa dos días antes de un huracán. En el noroeste de los Estados Unidos, los guardabosques se han fijado en que los alces se reúnen debajo de los árboles protectores dos o tres días antes de una ventisca.


18 de enero de 2019

...ALGO INCREÍBLE...



Quédate con quien te sonría aunque no tenga ganas.
Quédate con quien te vea despeinada y solo quiera enredarse en tu pelo.
Quédate con quien conozca la peor versión de ti y aún así quiera quedarse.
Con quien quiere estar, porque sabe que a tu lado es feliz.
Quédate con quien te de las buenas noches y te haga buenos los días.
Con quien no tenga excusas.
Con quien te haga el desayuno por las mañanas y te llene la taza de besos.
Quédate simplemente con quien quiera quedarse.