14 de diciembre de 2019

ALEXANDER STANHOPE Y EL TÚNEL


Alexander Stanhope (1848-1917) era un verdadero visionario. Después de un viaje a Nueva York y tras haber visto el puente de Brooklyn, pensó en construir un túnel telescópico entre Londres y Nueva York con el fin de intercambiar noticias e información, fomentar el comercio, etc., al instante entre ambos continentes.

Era una idea muy loca para llevarla a cabo, pero él nunca se rendiría y, después de años de investigación y planes para el proyecto, empezó en 1890 las excavaciones previas en una de las islas del Atlántico, que facilitó posteriormente la entrega de suministros y la logística del proyecto.

La realidad fue más dura que cualquier plano y durante los siguientes cuatro años que Alexander y su equipo invirtieron en la isla surgieron miles de accidentes y contratiempos: plagas y sabotajes, brechas en las paredes de los túneles que provocaron inundaciones, curiosos visitantes que terminaban perdidos en las excavaciones laberínticas, reporteros sensacionalistas que no paraban de repetir que el túnel iba a inundar Londres.

Todos estos problemas fueron suficientes para que Alexander se volviera loco. Sus últimos años transcurrirían en la clínica mental de Bethnal Green, entre los delirios y el constante temor a que las paredes del sanatorio se agrietases de repente y que el agua lo cubriera todo.

13 de diciembre de 2019

MEJOR CONTIGO


...Hay partes de mí que solo existen cuando estoy contigo...

12 de diciembre de 2019

NOCHEBUENA Y NAVIDAD EN EL SIGLO DE ORO


La Nochebuena y la Navidad era un momento especial en las cocinas de los siglos XVI y XVII, tanto en los conventos, donde se guardaba el ayuno hasta el día siguiente, como en los hogares en los que se mantenía la abstinencia. En las casas y palacios donde se preparaban grandes cenas el día 24.

La cena de Nochebuena y la comida del día de Navidad eran muy abundantes. En cada región de España el tipo de comida dependía de sus costumbres.

El besugo se consumía en Santander y en el País Vasco. En Madrid ya estaba presente en el siglo XV, generalizándose a partir de 1600.

La verdura con la que se acompañaba a los diferentes platos en, casi en toda España, en el siglo XVII, era el cardo que se sustituyó en el siglo XVIII por la lombarda. En la Castilla rural (en ambas Castillas) se consumía cordero, cochinillo, cabrito.

Alicante, surtía a través de los artesanos de Jijona, muy numerosos desde el siglo XVI, de turrones famosos en el resto de España. También se consumían mazapanes, barquillos y suplicaciones, unos dulces muy parecidos al barquillo, elaborados con azúcar muy dina, harina amasada y laminada cortada con un instrumento especial, y cocinados al horno.

Indudablemente, cada familia organizaba su banquete según sus posibilidades, cualquiera que fuese su clase social, la cena de Nochebuena y la comida de Navidad eran las más exquisitas del año.

11 de diciembre de 2019

ORO-2


El método de William Hyde Wollaston para trabajar el platino para hacerlo maleable para su uso comercial, no fue divulgado hasta después de la muerte de su inventor. Guardaba tanto el secreto que no permitía la presencia de nadie en el laboratorio. Wollaston ganó una fortuna trabajando el metal alrededor de 1800. El platino es más raro e inerte que el oro.

La vajilla de plata de Martha Washington fue el origen de la plata que se empleó para acuñar las primeras monedas de los Estados Unidos.

Los alquimistas medievales buscaron métodos para hacer oro a partir de metales más baratos. Fracasaron y se burlaron de ellos. En el proceso de búsqueda descubrieron los ácidos fuertes: sulfúrico, nítrico y clorhídrico, sustancias más útiles para la industria moderna de lo que podría ser el oro.

La gran sala del monasterio budista de Todai-ji, en Nara, la primera capital permanente de Japón, fue construida a mediados del siglo VIII para alojar a un enorme Buda de bronce fundido de 16,16 metros de altura. La estatua pesa más de 453 590 kilos y está cubierta con 1/4 de toneladas de oro.

Ninguno de los hombres que iniciaron la fiebre del oro de 1849 en los Estados Unidos, Sutter y Marshall, descubrieron una cantidad de metal importante, murieron los dos pobres.

El papel tisú debe su nombre a su empleo original: fue inventado para ponerlo entre los pliegues de telas extremadamente finas tejidas con oro, o tisú de oro.

Si los alquimistas medievales hubieran aprendido a hacer oro a partir del plomo, habría sido un triunfo científico, pero un fracaso económico. El gran incremento de las existencias de oro hubiese reducido su valor.

10 de diciembre de 2019

OTRAS FECHAS PARA LA NAVIDAD


Las iglesias orientales y ortodoxas, se encuentran dividas, todavía en la actualidad, en cuanto a la fecha de la celebración de la Navidad. Las de Alejandría, Rumanía, Bulgaria, Albania, Finlandia, Grecia y Chipre aceptaron el 25 de diciembre, celebrándolo al mismo tiempo que la Iglesia latina.

La Iglesia armenia lo celebra el 6 de enero, junto con la Epifanía, como hacían los cristianos orientales de los primeros siglos. También en esa misma fecha lo celebra la Iglesia ortodoxa de Jerusalén, un día después lo hace la Iglesia ortodoxa rusa.

La causa está en la desaprobación de las iglesias ortodoxas a aceptar el calendario gregoriano, siguiendo con el calendario juliano, el mismo que implantó Julio César en el año 46 a. C. Este sistema se seguía utilizando en el siglo XVI, aunque atrasaba cada año once minutos catorce segundos, por lo que el papa Gregorio XIII ordenó reformarlo el año 1582. Para esta fecha, el equinoccio de primavera sufría un retraso de diez días. Las iglesias ortodoxas fieles al primer calendario lo celebran el 6 de enero para el mundo occidental, pero en su propio calendario ese día es 25 de diciembre.

La diferencia mayor corresponde a los cristianos coptos, sirios y etíopes, que agrupan el Nacimiento y el resto de expresiones de la divinidad de Jesús en una única celebración, la de la Epifanía, el 19 de enero.