2 de junio de 2020

HISTORIAS DE LA ANTIGUA ROMA


En su apogeo, alrededor de los años 200 a 250 de nuestra era, el área terrestre del Imperio Romano era aproximadamente de las dimensiones de los Estados Unidos de nuestros días. La población excedía de los 100 millones de habitantes; la ciudad de Roma tenía una población de alrededor de un millón. El Imperio estaba unido por 290 000 kilómetros de calzadas. 

El Circo Máximo de Roma, después de su reconstrucción por Julio César, podía contener a 150 000 personas. Fue agrandado otra vez a principios del Imperio para admitir a 100 000 más.

Soldados veteranos romanos, llamados triarii, llevaban una vestimenta normal de marcha que pesaba 40 kilos. Incluía un casco y un pectoral de bronce, un grueso escudo rectangular hecho de madera forrada con cuero y con refuerzos de hierro, una larga lanza y una espada de 60 centímetros. Los triaii no formaban parte del primer ataque de la batalla. Se mantenían en reserva para dar el golpe decisivo.
Debido a una población que aumenta muy rápidamente, los romanos antiguos construyeron casas de apartamentos. Eran de construcción barata, de una especie de hormigón y normalmente tenían tres pisos.
Para estar preparados para una acción rápida en casos de emergencia, la república romana estableció 500 años antes de Cristo, la posibilidad de tener un rey temporal. El Senado estaba capacitado para nombrar a alguien que tuviera el control supremo sobre Roma por un período especificado, alguien cuya palabra, mientras estaba en el cargo, era la ley. Por eso fue llamado el dictador, de una palabra latina que significa “he dicho”. De ordinario, desempeñaba el cargo durante 6 meses. En el año 458 a. C., el general romano Cincinato fue nombrado dictador para enfrentarse a la amenaza de un ejército que avanzaba. Marchó a la guerra, derrotó al enemigo, regresó y renunció inmediatamente. Cincinato había sido dictador durante 16 días.

1 de junio de 2020

CÓMO SOBREVIVEN LOS PINGÜINOS


En el hemisferio sur hay 18 especies de pingüinos que se distribuyen desde la costa de la Antártida hasta las islas Galápagos, en el Pacífico. La especie más pequeña es el pingüino hada azul, que vive en las costas de Australia. El más grande de la familia es el pingüino emperador, que tiene una vida mucha más insegura en el peligroso continente helado de la Antártida.

Cuando se reproducen, casi todas las especies de pingüino protegen uno o dos huevos que ponen en nidos construidos con piedras y vegetación. Los padres y madres hacen turnos para traer comida y cuidad los huevos durante el período de incubación, que es de 30 a 60 días. Cuando el pequeño pingüino nace, los padres siguen compartiendo los cuidados durante 2 a 13 meses, dependiendo de la especie.

Los pingüinos bebes no se acercan al mar en los primeros seis meses, o al menos hasta que su pelaje se sustituya por plumas aislantes. Por eso los adultos tienen que buscar comida y regurgitarla para sus pequeños. Haya distintas formas en la que los pingüinos traen comida a sus hijos. Algunas veces los adultos tienen que recorrer grandes distancias para encontrar peces y crustáceos, así que han desarrollado una forma bastante hábil para comer en el mar y almacenar el alimento en el estómago con enzimas que evitan que sea digerido. Otra alternativa es digerir la comida solo parcialmente. Los pingüinos que comen durante varias semanas pueden digerir la comida y luego segregan un aceite nutritivo para sus crías.

El pingüino tiene muchos depredadores, incluyendo la foca leopardo, la ballena asesina, el petrel gigante, el tiburón y los humanos, entre otros. Unas grandes aves marinas carroñeras llamadas págalos incluso trabajan en equipo para robar huevos o polluelos desatendidos en un abrir y cerrar los ojos. Un págalo distrae a los padres, mientras otro se lleva el huevo o al pequeño pingüino a toda velocidad.

31 de mayo de 2020

DOMINGO


Del latín Dominicus Dies, día del Señor. Es considerado el séptimo día de la semana, es en realidad el primero según el cómputo del calendario eclesiástico, ya que al lunes se le llama segunda feria, al martes tertia, y así sucesivamente hasta llegar al sábado y al domingo, que conservan estos nombres.

Los cristianos sustituyeron como día de fiesta el sábado de los judíos, trasladándolo al día siguiente. En el año 321 Constantino instauró la fiesta del domingo, día en que solamente se permitía trabajar en los trabajos agrícolas, siempre y cuando éstas fueran urgentes y no pudiesen ser terminadas o continuadas en los días de labor.

En el año 425 una ley prohibió toda representación teatral y más adelante se llegó a aplicar al domingo todas las prohibiciones del sábado judío.

Estaba prohibido realizar obras serviles, que eran las que realizaban los siervos, que trabajaban todos los días del año sin descanso. En cambio, las obras liberales como enseñar, escribir, leer, etc., estaban autorizadas porque las practicaban las clases altas, que podían descansar cuando quisiesen. El primer documento donde aparece la expresión de trabajos serviles es del año 650.

30 de mayo de 2020

EXTRANJEROS EN ESPAÑA EN LA SEMANA SANTA DEL SIGLO XVI


Las primeras alusiones de viajeros extranjeros a la celebración de la Semana Santa en España datan del siglo XVI.

Antoine de Lalaing acompañó a Felipe el Hermoso en sus dos viajes a España en 1501 y 1503. La primera referencia a estas fiestas la cuenta Lalaing en su obra del año  1501: “Voyage de Philippe le Beau en Espagne” cuando viajaba con el séquito de su señor desde Bruselas a Toledo. Allí debía encontrarse con los Reyes Católicos para ser jurado junto con su esposa como heredero del reino de Castilla. Se alojaron en Madrid para pasar la Semana Santa antes de llegar a su destino. Lalaing aseguró que el archiduque oyó misa en su apartamento, de donde no salió en toda la Semana Santa.

Lalaing observó durante el Jueves y el Viernes Santo los adornos de las iglesias y grupos de personas desnudas que se azotaban con varas por las calles (flagelantes).

Lorenzo Vital, del que no se sabe mucho, únicamente que fue ayuda de cámara del rey Carlos I hasta el año 1518, cuando pasó a servir a su hermano don Fernando. Vital observó la celebración de la Semana Santa en un entorno cortesano. El rey estaba viajando desde Valladolid a Aragón y pasó el Miércoles Santo en Aranda de Duero. Hizo cantar el oficio de tinieblas a los miembros de su capilla en la iglesia mayor de la ciudad. Al día siguiente, se trasladó con una pequeña comitiva a un monasterio de franciscanos de un pueblo cercano. Buscaba pasar con recogimiento el resto de la Pascua.

Enrique Cook también formó parte del séquito de Felipe II en uno de sus viajes y actuó como cronista. Acompañó al rey por Zaragoza, Monzón, Valencia y Barcelona en 1685. El motivo del viaje era asistir a las Cortes de Aragón convocadas en Monzón y a la boda de su hija que se celebraba en Barcelona. El Miércoles Santo, el rey se encontraba en Lérida y desde allí se dirigió al monasterio de Poblet para asistir a los oficios del Viernes Santo. Cook durmió ese mismo día en Montblanc con el resto del séquito y aprovechó para visitar Poblet y Tarragona. En ninguno de los dos lugares observó alguna celebración de Semana Santa.

29 de mayo de 2020

AMRITA, EL ELIXIR DE LA INMORTALIDAD (LEYENDA HINDÚ)


Una antigua leyenda escrita en sánscrito cuenta que en cierta ocasión los Deva, dioses superiores, se reunieron en el monte Meru para hablar sobre la necesidad de conseguir el néctar de la inmortalidad, el Amrita, que se encontraba escondido en lo más profundo del océano de leche. Solo así, podrían vencer a los Asura, los demonios que les impedían alzarse con el control total del Universo.

Visnní propuso que Vasuki, la gran serpiente de la Sabiduría y rey de los Naga, semidioses considerados inferiores, fuera enrollada alrededor del monte Mandara, y éste colocado sobre el corazón de la tortuga Kurma, para crear un poderoso instrumento que pudiera batir el gran océano lechoso hasta convertirlo en manteca.

Enseguida se dieron cuenta de que no podrían hacerlo solos y que para ejecutar el plan necesitaban la ayuda de sus enemigos. Así que, haciendo un pacto con los demonios y a cambio de la mitad del Amrita, consiguieron su colaboración.

Así fue, los Deva sujetaron a Vasuki por uno de sus extremos y los Asura por el otro. Y empezaron a tirar de ella provocando con el movimiento ondas de espuma de leche. Mientras batían, surgieron verdaderas maravillas desde las profundidades, como el Sol y la Luna y la diosa Lakshmi con su elefante blanco. Al final apareció Dhanvantari, el médico de los dioses, llevando una copa de Amrita.

Pero los dioses incumplieron su promesa al no querer compartir el elixir con los demonios. Tampoco con la gran serpiente que, viendo que no probaría el néctar, consiguió acercarse lo suficiente como para beber unas gotas. Vishnú, muy enfadado, partió a la serpiente en dos. Pero ya era inmortal, por lo que sus dos mitades sobrevivieron. Vasuki quedó convertido en Rahu, la cabeza, y Ketu, la cola.

Demonios y dioses lucharon por el Amrita violentamente pero finalmente los dioses ganaron la aguerra ya que eran inmortales. Quedó así Vishnú convertido en el guardián protector de la Amrita, el elixir de la inmortalidad.