24 de mayo de 2020

MADAME D'AULNOY EN LA IGLESIA


Madame D’Aulnoy (1651-1705) fue una escritora francesa, además de ser conocida por sus cuentos de hadas, también lo es por su relato del viaje a España, escrito en 1679.

En esta ocasión cuenta como las damas van a la iglesia:

“Las mujeres que van a la iglesia por la mañana oyen una docena de misas, pero sus muchas distracciones dejan claramente comprender que otros pensamientos les preocupan más que los rezos; llevan manguitos de media vara de largos y hechos con ricas pieles de marta, de modo que cada manguito cuesta 400 o 500 escudos, y es necesario que la que lo lleva extienda todo el brazo para poder introducir en el hueco la punta de los dedos. Como las españolas en general tienen poca estatura, sus manguitos resultan casi tan altos como ellas, que llevan además un abanico, y tanto en invierno como en verano, mientras dura la misa, no paran de abanicarse.

Se sientan como los moros sobre las piernas cruzadas y toman con frecuencia polvo de tabaco sin confundirse, porque para esto, como para todo, tienen maneras muy finas y apropiadas. Cuando se levanta la Hostia, las mujeres y los hombres se dan muchos puñetazos en el pecho, produciendo tal ruido que al oírlo por primera vez, me volví sobresaltada, temerosa de que algunos riñeran golpeándose ferozmente.

Los caballeros, cuando la misa terminaba, se recogían alrededor de la pila de agua bendita y al acercarse las damas a tomar agua para repetir la señal de la cruz, se la ofrecían ellos con la mano, diciéndoles al mismo tiempo frases requebradoras. Ellas agradecían contestando con brevísimas palabras, pues necesario será convenir en que las españolas dicen solo aquello más prudente y oportuno sin esforzarse gran cosa para pensarlo; su fácil ingenio les prepara las respuestas repentinamente.

Monseñor el Nuncio de Su Santidad ha prohibido bajo pena de excomunión que los hombres ofrezcan a las mujeres agua bendita, y se asegura que esta prohibición obedece a ciertas reclamaciones formuladas por maridos celosos”.

23 de mayo de 2020

EL COLLAR DE LA REINA


Entre 1785 y 1786 se produjo un proceso judicial de gran resonancia en Francia, se llamó Collar de la Reina. El cardenal Louis Rohan, que deseaba reconciliarse con la reina María Antonieta y que ambicionaba ser primer ministro de Francia, fue engañado por la condesa de La Motte, que le aconsejó que para conseguir su objetivo regalase a la reina un collar valorado en un millón seiscientas mil libras.

El famoso collar sería comprado por Rohan en nombre de la reina, la cual abonaría a plazos su andar siempre corta de efectivo, Rohan asumió la compra y entregó, con total discreción, el collar a la condesa para que se lo diera a la reina. Pero el collar nunca llegó a manos de la reina, ya que La Motte, que decía que era amigo íntimo de la reina, suplantó a esta y lo vendió por piezas.

El asunto se complicó cuando el cardenal no pudo hacer frente al pago de un plazo, que fue reclamado a la reina por los vendedores. Rohan fue arrestado y procesado, acusado de haber usado el nombre de la reina sin derecho, pero tuvo a su favor a la opinión pública, en contra de la impopular reina.

En 1786, el Parlamento de París resolvió condenar a La Motte y absolvió al cardenal, lo que fue recibido con entusiasmo general y considerado como una victoria sobre la corte y la muy denostada reina. A pesar de ello, Rohan fue privado de su oficio de gran limosnero y exiliado a la abadía de Chaise-Dieu.

22 de mayo de 2020

SAMUEL BENNETT, EL TRILERO


El doctor Samuel Bennett (1791-1853) fue uno de los más famosos genios el trile. Nació en el estado de New Hampshire y cuando era joven trabajó como tratante de pieles, comerciante y tabernero, antes de hacer un nombre como trilero.

Inventó una variante del juego del trile, hoy casi la más habitual, consistente en jugar con tres dedales y pequeñas bolitas de papel en vez de con las conchas que hasta entonces eran habituales.

Además, fue famoso por haber sido el primero en utilizar la estratagema de pegar un delgado triángulo de papel en la parte interior de uno de los dedales. Le daba la vuelta y, brevemente, enseñaba el papel al inocente de turno, haciéndole creer que la bolita estaba debajo de ese dedal. Bennet aseguraba que ensayo este truco desde que era un niño y que, cuando fue adulto, eran tan bueno realizándolo que enseguida se ganó los motes de Rey del Dedal y Napoleón de los Manipuladores de Dedales.

A comienzos de la década de 1840, él y un grupo de discípulos suyos crearon revuelo entre los jugadores de Georgia, Tennessee, Alabama y Misisipi, que las autoridades promulgaron leyes que prohibían es juego.

Su nombre quedó tan asociado con el trile que muchos de los viajeros de los vapores fluviales le pedían que les hiciera una demostración. Él nunca estaba muy dispuesto a hacerlo. A pesar de saber todo el mundo su fama de timador, muchos estaban dispuestos a apostar, dándose cuenta de que era imposible ganarle.

En 1845, a los setenta años, Bennett se había convertido en un anciano de apariencia bonachona y caballerosa. Murió en 1853 en Shreveport, Luisiana.

21 de mayo de 2020

ABRIENDO Y CERRANDO PUERTAS-9


...Me han cerrado muchas puertas, pero afortunadamente siempre he encontrado el modo de abrir ventanas...

20 de mayo de 2020

CAPONES Y PAVOS



Capones

Fueron los nativos de la isla de Cos los que enseñaron a los romanos el arte de cebar capones.

Toda Roma se dedicaba a la cría de aves de corral: en jardines, patios y cercados. Esos capones armaban tanto jaleo que no dejaban dormir al cónsul Cayo Canio, el cual promulgó un decreto por el que prohibía la cría de aves de corral a domicilio. Para burlar esa ley, los romanos caparon a los gallos para que no cantaran y los criaron como gallinas.

Pavos

Los pavos fueron introducidos en Grecia por el rey Meleagro. Algunos historiadores dicen que no eran pavos, sino pintadas. Plinio el naturalista, describió las características del pavo, y Sóflocles, en una de sus tragedias, pone un coro de pavos que lloran la muerte de Meleagro.

Los romanos les tenían un cariño especial y criaban manadas de ellos en sus granjas. Tiempo después, no se sabe porque, llegaron a escasear tanto que los enseñaban con bichos raros. El pavo siempre se ha dicho que era oriundo de América, y que este continente era el único en que se criaba en estado salvaje. Los ingleses le llaman turkey, lo que indicaría que lo trajeron de Turquía.

Un historiador dijo en el año 1432, que las naves de Jacques Coeur, que de mercader llegó a tesorero y maestre de la Artillería de Carlos VII, trajeron de la india los primeros pavos.