4 de agosto de 2020

ABRIENDO Y CERRANDO PUERTAS-13


Si eres tú, al primer toque te abro.

3 de agosto de 2020

SERAFÍN RUIZ SELFA Y LAS FALSAS PINTURAS


Un estudiante de historia, aficionado a la espeleología, descubrió en el año 1990 unas pinturas rupestres en una cueva el monte Gorbea. Este descubrimiento se convirtió en una de los mayores del País Vasco. Ese estudiante se llamaba Serafín Ruiz Selfa.

En la cueva había pinturas muy variadas: cabras, rinocerontes, bisontes, mamuts, manos, símbolos diversos…, todo se encontraba en perfecto estado de conservación.

Serafín convocó en 1991 una rueda de prensa en la que dio a conocer su descubrimiento, le acompañaba Alberto Ansola, diputado de la provincia de Hacienda, y de tres arqueólogos vascos de mucho prestigio: Juan Mari Apellaniz, Jesús Altuna, Ignacio Barandiaran. Previamente, habían elaborado un informe en que daban por auténticas las pinturas.

Situaron su origen en las fases media y superior del período magdaleniense del Paleolítico Superior (13000 y 10000 a. C.). La sola presencia de los arqueólogos era suficiente para creer en la veracidad de las pinturas rupestres.

La Diputación de Álava recompensó a Serafín con 12,5 millones de pesetas. El semanario The European publicó diez días después de la rueda de prensa un artículo de los arqueólogos Jill Cook, del Museo Británico, y Peter Ucko, de la Universidad de Southampton. Nada más ver las fotografías de los periódicos, se dieron cuenta que esas pinturas eran un fraude. Otros arqueólogos españoles, un tiempo después, llegaron a la misma conclusión.

La policía vasca se encargó del estudio de las fotografías de Serafín, descubriendo que habían sido retocadas con un modesto rotulador. Además se descubrieron restos de estropajo.

En 1995, Serafín fue condenado por estafa y tuvo que devolver los 12,5 millones que le había entregado.

2 de agosto de 2020

BACTERIAS-3


La langosta migratoria se mantiene volando debido a un haz de pelos en su cabeza. Cuando estos pelos son estimulados por una corriente de aire que viene de frente, crean un estímulo nervioso que mantiene batiendo las alas de la langosta. El movimiento de las alas, a su vez, acelera la corriente de aire; una que vez que la langosta despega, sigue volando distancias muy largas.

En un tiempo fueron empleadas larvas para tratar la osteomielitis, una grave infección de los huesos. Durante la Guerra Civil  de los Estados Unidos, se descubrió de manera accidental que las larvas de la moscarda ayudaban a sanar heridas abiertas, comiéndose los tejidos muertos y también secretando sustancias curativas. El tratamiento para la osteomielitis empleaba larvas estériles cultivadas en laboratorio. Este sistema de tratamiento  fue interrumpido cuando los análisis probaron que la urea excretada por las larvas era la responsable del procedimiento curativo, y la urea pudo ser sintetizada a bajo costo.

Un mosquito tiene 47 dientes.

Unos insectos minúsculos, llamados áfidos, son capaces de reproducirse partenogenéticamente. Los huevos femeninos pueden desarrollarse sin la acción fertilizante del esperma.

Es posible destruir amibas y crear otras nuevas. El citoplasma de una amiba, el núcleo de otras y las membranas de una tercera se combinan y la nueva criatura se aleja nadando.

Un mosquito, repleto de sangre, puede volar llevando una carga del doble de su propio peso.

Las bacterias pueden reproducirse sexualmente.

1 de agosto de 2020

TELESCOPIOS


Un irlandés, aficionado a la astronomía, el conde de Rosse, construyó un telescopio con lentes e 1,83 metros de diámetro, lo llamó “El Leviatán”, y fue el telescopio más grande de su época. Pero como lo construyó en Irlanda, no pudo usarlo casi nunca, porque el clima de este país es muy malo.

El óptico alemán Joseph von Fraunhofer construyó unos telescopios de refracción magníficos. Descubrió líneas oscuras en el espectro solar, fundando la ciencia e la espectroscopia. Realizó estudios muy importantes sobre la refracción de la luz y fue un científico de primera. Como no tenía educación universitaria, no se le permitió nunca hablar en los congresos científicos.

El telescopio de refracción más grande del mundo, que es el telescopio de Yerkes, mide 12,19 metros. Se construyó en 1897 y todavía se puede utilizar. Todos los grandes telescopios son de tipo reflectante, y están dotados de espejos en lugar de lentes.

El telescopio se uso por primera vez en 1608 como arma de guerra para vigilar a los barcos enemigos desde lejos. Holanda, lugar donde se inventó el telescopio, estaba en guerra con España, y el líder holandés, Maurice de Nassau, deseaba conservar el invento en secreto.

Un abogado inglés, Chester Moor Hall, aplicó en 1733 el principio del telescopio acromático, uniendo dos clases diferentes de cristales en una sola lente. Para mantener su invento en secreto, Hall hizo que dos fabricantes de lentes hicieran una mitad cada uno. Los dos fabricantes tenían exceso de trabajo, y cada uno por su lado buscó otro fabricante de lentes que hiciera el trabajo, pero ambos coincidieron en darle el trabajo al mismo fabricante, el secreto se hizo del dominio público.

El telescopio de Hale, de 60,96 metros, y el espejo de 20 toneladas del Observatorio de Monte Palomar, en California, tuvo que dejarse enfriar durante casi un año, después de haber sido montado. Más tarde se retocó y pulió, por uno y otro lado, durante casi veinte años. Al terminar el proceso se habían rebajado más de 5 toneladas de cristal, se emplearon 28 123,20 kilos de abrasivos para darle la forma y la superficie deseadas.

31 de julio de 2020

CANCIONES EN MI MEMORIA XL